El juicio por la plaza olímpica de Alvariño será en enero

El arquero pontés no recurrirá la desestimación de las medidas cautelares


Ferrol

«Es cuestión de honor. Mikel volverá a ganarse su plaza olímpica tirando y en el juzgado le restaurarán los daños y perjuicios», vaticina el entrenador del arquero pontés Miguel Alvariño, Xaquín Mira. La paralización de la actividad por la crisis sanitaria del covid-19 supuso que el pasado mes de abril la Federación Española de Tiro con Arco despojase a Alvariño de la plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio que había ganado en un proceso de eliminatorias. Un «sinsentido» y «atraco a mano armada», denuncia Mira, que terminará en juicio.

En juzgado desestimó en junio las medidas cautelares solicitadas por la defensa de Alvariño pidiendo que se restaurase la adjudicación de la plaza mientras que no culmine el proceso judicial. «Aún estaríamos en plazo de recurrirlas, pero no tiene sentido porque el COE dice que va a respetar la decisión de la Federación», explica el técnico. Un gran jarro de agua fría que les obliga a seguir su lucha en el juzgado. «El tema está en manos de los abogados y la vista del juicio será en enero. Es tarde y lo único que le van a poder devolver son los daños y perjuicios. Así que toca volver a ganarse otra vez su plaza», lamenta el entrenador.

Alvariño se encuentra ya inmerso en los entrenamientos estivales con su club Sílex con los objetivos de recuperar la ilusión, seguir mejorando y preparar las primeras competiciones nacional. «Me encuentro bien, con muchas ganas, voy poco a poco. El tema de la plaza lo tengo olvidado, lo he superado. Si hay que volver a ganarla, se hará», recalca el arquero. Trata de sacar el lado positivo de la situación y compagina los entrenamientos con disfrutar de un verano atípico. «Estoy disfrutando de cómo estoy tirando y de poder aprovechar las tardes, que otros años no podía ni ir a la playa. ¡Llevaba muchos años sin ponerme moreno, eso que me llevo!», bromea.

Volverá a la competición este fin de semana con la celebración del Gran Premio de España en Toledo y está previsto que la próxima semana se dispute el Campeonato de España en Madrid. Aunque cómo discurra será a expensas de la evolución de la pandemia. «No estoy entrenando a tope porque no se sabe nada de las competiciones internacionales. Me centro en mejorar aspectos técnicos de cara a la temporada que viene y, al mismo tiempo, trabajar cuestiones que dependen de mí. Y estoy muy contento con cómo estoy tirando. Estos campeonatos son para disfrutar, se que no estoy al cien por cien pero voy con la intención de tratar de ganarlos», explica el pontés.

Los clasificatorios

El gran objetivo es recuperar la plaza olímpica ganando los clasificatorios, para los que todavía no hay fechas ni previsión de cómo se disputarán. «Lo que más me descoloca es no saber lo qué va a suceder, si se van a cancelar los Juegos Olímpicos, si habrá competiciones internacionales, si se va a cerrar Galicia... Los clasificatorios suelen empezar en noviembre y los importantes son en enero y febrero, los meses a los que hay que llegar en el mejor nivel. Estoy con ganas, pero tampoco quiero ilusionarme demasiado por la incertidumbre de lo que pueda ocurrir», reconoce.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El juicio por la plaza olímpica de Alvariño será en enero