Canido pide un «proceso participativo» para decidir los futuros usos de Insua

La AVV quiere que los vecinos se impliquen en la transformación del antiguo lavadero

Roberto Taboada, presidente de la AVV de Canido, en la fuente de Insua
Roberto Taboada, presidente de la AVV de Canido, en la fuente de Insua

ferrol / la voz

La fuente de Insua es uno de los rincones más queridos de Canido, y no solo por las espectaculares vistas que ofrece sobre la ría, sino también por la memoria de las antiguas lavanderas que antaño hacían la colada entre sus muros. Sin embargo, el vandalismo, el botellón y la falta de mantenimiento han hecho mella en este espacio tan arraigado en la memoria del barrio y que ahora ofrece una imagen degradada, sucia y llena de pintadas.

Tras haberlo desprovisto de su función como parque infantil, el gobierno local anunció el pasado mes de abril su intención de adecentar el recinto y darle nuevos usos, contando para ello con la opinión de los vecinos y buscando mejorar siempre su «calidad de vida». Y ahora, como respuesta a ese ofrecimiento, la Asociación Veciñal de Canido acaba de presentar a la concejala de Obras y Participación, Ana Lamas, un documento en el que solicita que el Concello abra un «proceso participativo» para que los residentes en el barrio puedan aportar ideas y dar su opinión sobre los futuros usos que se le podrían dar al lavadero.

«O que buscamos non é que o Concello nos presente varias propostas e os veciños poidan votar para elexir unha delas, porque iso sería unha participación infantilizada, senón que a veciñanza teña voz dende o principio e as súas opinión sexan tomadas en conta para definir esa proposta de uso», explica el presidente de la AVV, Roberto Taboada.

En el documento presentado a Ana Lamas, la entidad parte de la premisa de que este recinto debería tener un uso polivalente, visibilizar la memoria del lugar mediante diferentes recursos (como, por ejemplo, paneles con fotografías de las antiguas lavanderas) y ser un espacio de «convivencia». «Pode convertirse nun merendeiro para as familias, pero ao mesmo tempo tamén podería ser un lugar para facer exercicio ou un punto de reunión da mocidade», dice Roberto Taboada a modo de ejemplo.

Además, en el proyecto presentado por la AVV también se indica que el proceso participativo debería comenzar con la identificación de los colectivos que habitualmente hacen uso del recinto para que aporten sus propuestas, sin excluir a nadie, ni siquiera a los jóvenes que normalmente se reúnen allí para beber o hacer pintadas. «Antes de recurrir a medidas coercitivas, creo que sería máis efectivo botar man da mediación e intentar que eses mozos se implicasen na transformación dese espacio, para que o sintan como algo deles, e así queiran coidalo e conservalo. Ninguén botaría lixo na súa casa, pero co público é diferente, porque non se sinte como algo propio», advierte el presidente de la AVV.

Además, Taboada considera que esta iniciativa podría servir como un «proxecto piloto» para reactivar los procesos de participación ciudadana en Ferrol, una urbe que, según recuerda, fue «pioneira» en este ámbito entre los años 2009 y 2011, cuando los vecinos pudieron presentar propuestas para su inclusión en los presupuestos municipales.

Último trimestre del año

La asociación vecinal que preside Taboada aguarda ahora a que el Concello mueva ficha y ponga en marcha el proceso participativo para decidir los futuros usos del antiguo lavadero de Insua. Su intención es que se lleve a cabo en el último trimestre de este año y que las obras para transformar el espacio se acometan en el 2021.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Canido pide un «proceso participativo» para decidir los futuros usos de Insua