La Álvaro de Bazán asume el control de una flota de la OTAN

La fragata con base en Ferrol ya está al mando de la SNMG-2


FERROL / LA VOZ

La fragata Álvaro de Bazán, que partió el pasado 23 de junio del Arsenal, ya se encuentra al frente de la agrupación permanente de la OTAN Standing NATO Maritime Group (SNMG-2), después de que se celebrase la pasada semana la ceremonia de relevo de mando en Rota.

A bordo de la fragata italiana Virginio Fasan tuvo lugar el acto de relevo de mando, que hasta el momento ostentaba el almirante italiano Paolo Fantoni y que ha sido asumido por el capitán de navío Manuel Aguirre Aldereguía.

Al acto asistieron el almirante Eugenio Díaz del Río Jáudenes (Comspmarfor), y el almirante jefe del Arsenal de Cádiz, Ricardo Atanasio Hernández López. Tras el relevo, la fragata Álvaro de Bazán se constituye en el buque de mando de la SNMG-2, una de las flotas permanentes de la OTAN que va a tener en el Mar Negro y en el Mediterráneo oriental su escenario preferente de operaciones durante los próximos meses.

Alto nivel

Las agrupaciones navales permanentes de la OTAN poseen un alto nivel de alistamiento y disponibilidad y cuentan con un amplio catálogo de capacidades a disposición de la Alianza. La SNMG-2 es una fuerza marítima de reacción inmediata compuesta por un número variable de destructores o fragatas, cuya función es dotar a la OTAN de una capacidad de reacción operativa inmediata en escenarios navales. La Armada española mantiene su presencia continuada en estas agrupaciones desde hace más de treinta años.

Esta agrupación ha estado involucrada en diversas operaciones reales durante la crisis de los Balcanes en la década de los 90, en la operación Active Endeavour de la OTAN para la lucha contra el terrorismo internacional y la prevención del tráfico de armas en el período 2011-2016, y a partir de 2009 se ha venido desplegando en el Océano Indico en el marco de la Operación Ocean Shield de lucha contra la piratería en las costas de Somalia, y protección de los buques de ayuda humanitaria del programa mundial de alimentos (WFP).

El despliegue previsto tendrá una duración de unos cuatro meses, ya que la programación operativa es que la Álvaro de Bazán ponga fin a la misión el 31 de octubre. Los meses de mar que tiene por delante la F-101 se desarrollarán en el ámbito geográfico del Mar Mediterráneo y el Mar Negro. En ese tiempo visitará Bulgaria, Ucrania, Grecia, Argelia, Turquía y Francia. En la hoja de ruta de la fragata figura su participación en los ejercicios Breeze 20, Dynamic Mariner y Dynamic Guard 20, según confirman fuentes oficiales.

Relevo de mando de la Almirante Juan de Borbón

El capitán de fragata Gonzalo Leira Neira entregó ayer el mando de la fragata Almirante Juan de Borbón al capitán de fragata José María Almira García.

La ceremonia de entrega consistió en un acto castrense a bordo, el cual fue presidido por el comandante de la 31 Escuadrilla de Superficie, capitán de navío Santiago Vila Barrón. El ciclo del buque comenzó con su adiestramiento y certificación para el combate durante los meses de enero y febrero de 2019, y posteriormente continuó con un despliegue de tres meses integrado en la agrupación permanente de la OTAN número 1 junto a otros barcos de las diferentes marinas aliadas.

 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Álvaro de Bazán asume el control de una flota de la OTAN