Navantia avanza en el Astillero 4.0 con una inversión de 30 millones en Ferrol

La empresa pública licita la construcción de una nueva línea para la antigua Bazán

Las instalaciones de Navantia en Ferrol experimentarán una transformación para adecuarse al Astillero 4.0
Las instalaciones de Navantia en Ferrol experimentarán una transformación para adecuarse al Astillero 4.0

Ferrol

Una de las patas sobre las que se asienta el plan industrial de Navantia es la transformación de la compañía pública para adaptar sus procesos al denominado Astillero 4.0, que no implica más que la puesta en marcha y utilización de tecnologías que permitan aumentar el grado de automatismo y digitalización con el fin de ahorrar costes y plazos en la construcción de los buques. La empresa que preside Susana de Sarriá acaba de lanzar una inversión valorada en 58 millones de euros para los astilleros de Ferrol y San Fernando (Cádiz) que, en el caso de la factoría de la ría, supondrá la creación de una línea robotizada de fabricación de unidades abiertas. Servirá para fabricar paneles planos con refuerzos longitudinales y en los que se lleven a cabo soldaduras de refuerzos transversales.

De acuerdo con la información de la licitación que acaba de abrir Navantia, el nuevo proyecto implicará que en Ferrol se inviertan al menos alrededor de 30 millones de euros.

La compañía insiste en que «el Astillero 4.0 no es una opción, sino una necesidad imperiosa, como única forma de garantizar la supervivencia a medio y a largo plazo». La transformación hacia ese modelo llevará aparejado que todos los procesos se monitoricen «mediante tecnologías de la información que controlarán el diseño, fabricación, mantenimiento y logística de manera integrada usando modelado y diseño 3D, así como herramientas para simulación de procesos».

La línea de unidades abiertas de Ferrol estará formada por cinco estaciones: de alimentación automática y estación de soldadura por una sola cara; de corte, chorreado, marcado y rotulado: para la incorporación de soldadura de perfile; para la incorporación de previas y refuerzos, y de soldadura robotizada, que se hará a través de dos robots.

El proyecto tiene un plazo de ejecución de 29 meses, y las empresas interesadas en concurrir a esta licitación tienen hasta el 1 del próximo septiembre para presentar sus respectivas ofertas. En concreto, del período establecido, el suministrador dispondría de 20 meses para entregar la mercancía, mientras que la instalación completa y las pruebas tendrán que estar listas dentro de los nueve meses siguientes. 

Taller de sub-bloques

En el marco de la transformación de la antigua Bazán hacia un modelo de Astillero 4.0, Navantia también tiene aprobada una inversión cercana a los cien millones de euros para la construcción de un macrotaller de sub-bloques, que permitirá fabricar secciones más grandes y en un plazo más corto de tiempo.

No obstante, pese a que ese proyecto tiene la luz verde de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) desde el pasado año, todavía no se ha puesto en marcha.

Pese a la aprobación de esta inversión, los representantes de los trabajadores del astillero ferrolano no han dejado de reclamar en los últimos tiempos que también se materialice el proyecto de construcción de un nuevo dique cubierto que está llamado a revolucionar la forma de construir buques en la ría.

La compañía espera impulsar esta semana el proceso de las plazas de operarios 

Casi dos semanas después de que terminase el plazo de corrección de errores en el concurso abierto por Navantia para la contratación de 85 operarios y empleados júnior -es decir, con menos de tres años de antigüedad- en la ría ferrolana, aún no se han publicado los listados definitivos con los admitidos en el proceso. La empresa pública explica, no obstante, que actualmente se está trabajando con la comisión local de empleo para salvar ese trámite esta misma semana.

El presidente del comité de empresa de Navantia Ferrol, Javier Galán, había solicitado a la dirección de la compañía que antes de que se produjesen las vacaciones de la plantilla de los astilleros de la ría quedase resuelto el proceso de contratación de los trabajadores júnior.

En el caso de las 42 plazas de técnicos, ya se llevaron a cabo las pruebas, pero en los operarios y empleados aún no están fijadas.

No obstante, hasta mediados de este mes no se marchará de vacaciones el grueso de la plantilla de las antiguas Bazán y Astano, por lo que al menos hay un margen de dos semanas para fijar los exámenes para los aspirantes. 

Los puestos del 2019

Son plazas que se corresponden con parte de la oferta pública de empleo para las plantas de Ferrol y Fene correspondientes al pasado año. Y aún restarían las reservadas para el personal de más de tres años de antigüedad, que no han sido convocadas todavía, ni tampoco las del presente ejercicio.

Los sindicatos confían, no obstante, en resolver todas las convocatorias antes de que finalice el presente año.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Navantia avanza en el Astillero 4.0 con una inversión de 30 millones en Ferrol