Caneliñas despide la última plataforma del primer parque eólico flotante luso

El puerto exterior acogió el montaje de las tres unidades para Viana do Castelo

Varios remolcadores participaron en la operación para el traslado de la estructura de eólica marina
Varios remolcadores participaron en la operación para el traslado de la estructura de eólica marina

ferrol / la voz

Si hubo un contrato de eólica marina que mostró las capacidades de la ría ferrolana en este mercado fue el encargado por la eléctrica portuguesa EDP a Navantia y Windar Renovables. Si bien la trascendencia de este pedido en cuanto a ocupación no fue tan grande como otros contratos del sector, sí evidenció las razones por las que Ferrolterra se ha convertido en un polo de referencia para la eólica marina en Galicia, ya que no solo produce estructuras para este mercado, en el astillero de Fene, sino también dispone de instalaciones apropiadas en el puerto exterior para el montaje de los aerogeneradores sobre las mismas, si así fuera necesario.

Y eso fue lo que sucedió con el contrato de EDP: encargó a Navantia y Windar una de las tres estructuras flotantes para su parque de Viana do Castelo, pero decidió montar las tres -las otras dos restantes fueron fabricadas en Portugal- en la dársena de Caneliñas. Estos días abandononará el recinto la última, con destino a aguas lusas.

La fabricada en la antigua Astano, que había sido trasladada desde el astillero al puerto en julio del año pasado y había partido hacia su destino tres meses después, ya está instalada en el mencionado parque portugués. La siguiente de las estructuras salió de la dársena exterior en enero de este año, y la última, iba a partir ayer, pero finalmente las condiciones meteorológicas frustraron la salida. 

Aerogeneradores flotantes

Los socios en este proyecto -EDP, Repsol, Engie y Principle Power- anuncian que este parque, bautizado como WindFloat Atlantic, cuenta con los aerogeneradores flotantes más grandes del mundo. Así, tienen una altura de 30 metros, una distancia de 50 metros entre cada una de sus columnas, y una potencia de 8,4 megavatios.

Una vez de que esté completamente en funcionamiento, podrá generar electricidad con la que abastecer a 60.000 consumidores al año.

«El transporte de las tres estructuras flotantes que componen el parque eólico de Viana do Castelo es un hito en sí mismo, dado que evita la necesidad de contar con un buque de arrastre especializado. Esto, junto a la facilidad de anclado, hace replicable esta iniciativa en otras localizaciones y elimina los condicionantes geográficos a la hora de acometer este tipo de infraestructuras», subrayan las empresas promotoras del recinto.

En estos momentos, Navantia Fene y Windar Renovables fabrican otras cinco estructuras -cuatro de ellas en la factoría de Perlío y la restante en el astillero de Puerto Real- para un parque marino que promueve Cobra en aguas escocesas, con el mismo modelo de plataformas que la fabricada para el recinto luso. 

Otros emplazamientos

Esa tecnología, la WindFloat permite ubicar parques eólicos marinos en emplazamientos en los que hasta el momento, por la profundidad de sus aguas, era imposible hacerlo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Caneliñas despide la última plataforma del primer parque eólico flotante luso