El sector del mar se paraliza por el coronavirus y agrava su crisis

Los mariscadores dejaron de salir a faenar el miércoles pasado ante la nula demanda


FERROL / la voz

El sector del mar -aunque el decreto del Gobierno central no les obliga a suspender actividad- se ha paralizado por completo en la ría ferrolana desde mediados de la semana pasada, después de que los potenciales compradores de marisco hayan bajado la persiana, como son los establecimientos de hostelería y muchos puestos de venta.

La paralización de la actividad extractiva llega en el peor momento para los ferrolanos, ya que este parón por la pandemia se encadena con la drástica reducción de trabajo que los mariscadores sufren desde hace meses por la escasez de producto en los bancos de la ría. De hecho, en las pasadas semanas las cofradías de Ferrol y Barallobre (Fene) habían tenido contacto tanto con el Instituto Social de la Marina como con la Consellería do Mar para poder poner en marcha, en el caso de que la Xunta diese el visto bueno, un paro biológico en la ría, que permitiese paralizar la acción extractiva garantizando ingresos para los mariscadores.

No dio tiempo a iniciar este período de inactividad para recuperar la almeja, ya que la reunión prevista la semana pasada con la conselleira Rosa Quintana ha quedado aplazada por la pandemia, pese a que desde el departamento autonómico señalaron que, en cuanto se recupere la normalidad y se levanten las restricciones del confinamiento, se avanzará en esta cuestión. De momento, la ría agrava su crisis.

«Si hay algo peor que nos pudiera pasar, es esto»

a. u.

El mismo día que el Gobierno central decretó el estado de alarma, las cofradías de la ría estaban convocadas a una reunión con la conselleira do Mar para avanzar en la demanda del sector para hacer un paro biológico. Sin embargo, la propia Rosa Quintana llamó a la patrona mayor ferrolana, Isabel Maroño, para posponer el encuentro ante la situación de crisis que atravesaba el país. A los mariscadores de la ría, la pandemia los ha cogido en el peor de los momentos. La crisis sanitaria viene a sumarse a la que ya arrastra el sector desde hace meses, con una escasez de producto que hace inviable el trabajo en la ría ferrolana.

-¿Están saliendo a faenar?

-Hubo gente que trabajó hasta la víspera del festivo de San José, ahí ya se decidió que era absurdo, porque se estaba cogiendo marisco para luego devolverlo al mar. Y eso que ya solo se cogió rubia y babosa. Los restaurantes están cerrados, y muchos puestos de venta también. La gente no va a comprar marisco en una situación así. Las depuradoras también están bajando la persiana. La gente tiene miedo.

-Esta situación les llega en el peor momento.

-Pues sí, si hay algo peor que nos pudiera pasar, es esto. La gente tiene que seguir pagando sus cuotas, a los marineros... y no hay ingresos.

-¿Cómo ve el futuro del sector’

-Estamos en una situación muy complicada, porque nosotros ya llevamos meses arrastrando la falta de trabajo y de ingresos por la escasez de producto que hay en la ría, y que ha puesto en jaque a 500 familias que viven del mar. Y cuando parece que avanzamos un poco para conseguir revertir la situación, y lograr un paro biológico, se paraliza todo por completo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El sector del mar se paraliza por el coronavirus y agrava su crisis