El operativo del COVID-19 altera todos los servicios del área sanitaria

La atención de enfermos crónicos, oncológicos o graves se intensifica, la farmacia lleva a los domicilios la medicación y se amplían los horarios para evitar aglomeraciones


Ferrol / la voz

Si las medidas para evitar la propagación del COVID-19 han transformado la vida en las calles, el impacto en el día a día del Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol ha sido integral, porque todos los departamentos (hasta la cafetería) han tenido que reorganizarse. En algunos casos, como en los análisis clínicos se estudia caso a caso cuáles se pueden aplazar, porque la atención a los enfermos sensibles se intensifica debido a que son población de riesgo en esta pandemia. Además de dotar de personal de retén a cada departamento, se han realizado muchos cambios. «Tódalas medidas teñen como obxectivo garantir a protección da poboación fronte ó coronavirus e preservar os recursos sanitarios dispoñibles», precisan desde el comité de crisis, desde el que envían un agradecimiento a la «enorme á implicación, traballo, responsabilidade e compromiso de cada un dos profesionais sanitarios e non sanitarios neste excepcional contexto».

Intervenciones solo para dolencias graves. Suspensiones y aplazamientos de las cirugías programadas y no urgentes, algo que no afecta a los enfermos oncológicos o con otras patologías graves.

Pacientes críticos como los de diálisis y el hospital de día Hemato-Oncolóxico. En ambos espacios se trata a personas con las defensas bajas, motivo por el que se ha ampliado el horario para que puedan mantener la separación necesaria que previene un contagio.

Hospital de Día de Crónicos. En este servicio no se recortan prestaciones, sino que se refuerzan las llamadas y el control de unos pacientes con varias dolencias y una edad avanzada en la gran mayoría de los casos.

Encamados en sus casas

Servicio Hado. Los médicos y sanitarios de la hospitalización a domicilio continúan visitando y atendiendo a los enfermos según las necesidades.

Farmacia

Tratamientos a domicilio. En la farmacia del CHUF se está espaciando la prescripción a los pacientes crónicos y en algunos casos se ofrece la posibilidad de llevar la medicación a domicilio.

Laboratorio

Filas como en el súper. El horario se ha ampliado con el objetivo de que nadie espere a menos de 1,5 metros del resto de pacientes. Por esta razón se organizan filas para entrar al espacio de las extracciones, donde se realiza un cribado para que únicamente se realicen los análisis imprescindibles.

Radiología

Circuitos para evitar grupos. En este caso también se hacen solo las pruebas necesarias o urgentes. En este sentido, los portavoces del Arquitecto Marcide explican que la «radioloxía simple para unha fractura, por exemplo, está sendo derivada dende os centros de saúde ó Fontenla Maristany en lugar do hospital Arquitecto Marcide, o que libera os profesionais do complexo para outro tipo de probas, como a placa de tórax».

Consultas

Por teléfono. Tanto las citas de Atención Primaria y hospitalaria como las pruebas diagnósticas se están reorganizando. Cuando el paciente no recibe una llamada eso quiere decir que se mantiene la consulta en el día programado. También puede recibir la asistencia por teléfono en el caso de que no tenga que ser reconocido y en esa situación se le alerta con antelación.

Cinco nuevos positivos elevan a 27 el número de afectados

El número de infectados por el virus en el área sanitaria de Ferrol se ha incrementado con cinco nuevos casos, por lo que el montante global se sitúa en 27 personas, incluyendo al vecino de Mugardos que se contabiliza en A Coruña porque es trabajador del CHUAC. Según el parte facilitado este mediodía por la Consellería de Sanidade, los nuevos positivos corresponden a una persona que ha ingresado en la UCI del hospital Arquitecto Marcide, tres que están siendo atendidas en la planta de infecciosos del mismo centro y

una que se encuentra en su domicilio.

En el caso de las personas hospitalizadas en la UCI, la que permanece en el hospital Juan Cardona tiene 77 años y los dos varones del Marcide, 71 y 80. Por su parte, los casos ingresados en la planta de infecciosos habilitada en el Marcide son cinco hombres y tres mujeres, de edades comprendidas entre 35 y 92 años. Los otros 15 afectados permanecen en sus domicilios. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El operativo del COVID-19 altera todos los servicios del área sanitaria