Familias de okupas en Ciudad Jardín

FERROL

La Policía Nacional desalojó a tres personas que fueron sorprendidas cuando desbrozaban la maleza en la finca de un chalé deshabitado al que se habían «mudado»

05 feb 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El estado de permanente alarma se acrecienta entre los residentes legales de Ciudad Jardín, la promocionada como «urbanización de lujo» en la que en julio del 2008 comenzaron a asentarse las 67 familias que eligieron ese estratégico enclave, a un paso del centro de Ferrol pero con las ventajas de la privacidad de fincas independientes, e invirtieron sus ahorros o se hipotecaron para la compra de un chalé.

A los graves problemas derivados de la quiebra de la promotora, por lo que la urbanización sigue sin ser dada de alta doce años después y, por lo tanto, las viviendas carecen de licencia de primera ocupación, se suman otros relacionados con la inseguridad en la zona.

Y es que, a pesar del total estado de abandono en el que se encuentran los diez chalés que no se han logrado vender -hay otros 17 adosados de los que solo quedan en pie las paredes, porque fueron pasto del saqueo-, estas viviendas son punto de referencia para los okupas. Pero no solo para indigentes y drogodependientes que buscan un techo para pernoctar o consumir, y que ya han provocado varios incendios, como venía ocurriendo hasta ahora, sino que los chalés vacíos sirven de reclamo para gentes que, en principio, no parecen estar en la calle.