La solidaridad se sienta a la mesa

BEATRIZ ANTÓN FERROL / LA VOZ

FERROL

En la imagen, el equipo de la Cocina Económica, donde hoy se sirve una comida y una cena especial de Nochebuena
En la imagen, el equipo de la Cocina Económica, donde hoy se sirve una comida y una cena especial de Nochebuena JOSE PARDO

La Cocina Económica, el refugio Pardo de Atín y Cáritas ofrecen menús especiales de Nochebuena y Navidad para más de cien personas sin hogar o con pocos recursos

24 dic 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

La Navidad es tiempo de reuniones familiares y grandes festines, pero hay quienes no tienen ni recursos económicos ni el calor de un hogar para poder celebrar estas fiestas como manda la tradición. Por suerte, en la ciudad existen un buen puñado de entidades de ayuda social y muchos voluntarios que no se olvidan de ellos, como los que trabajan en la Cocina Económica de Ferrol, que hoy se remangarán la camisa para ofrecer un menú especial de Nochebuena a unas 150 personas sin recursos al mediodía y a alrededor de 85 a la hora de la cena (entre ellas, seis familias con niños pequeños).

«En la comida serviremos langostinos al horno, ternera asada con patatas al vapor, ensalada y vasito de crema de queso y fresa, mientras que el menú de la cena estará compuesto de una merluza en salsa americana acompañada de espárragos y patata panadera y con dulces navideños de postre», anota el presidente de la entidad, Antonio Tostado. Y mañana, día 25, el comedor de Rubalcava se volverá a vestir de fiesta para ofrecer una comida especial a base de salpicón y cordero con salsa de almedras, patatas y verduras asadas.

Tostado asegura que, lejos de disminuir, la necesidad sigue aumentando. Y prueba de ello son las cifras de usuarios de la Cocina Económica: «Si en diciembre del 2017 teníamos una media de 89 comensales en las comidas y 50 en las cenas, este último mes del 2019 estamos atendiendo a 120 personas al mediodía y a 70 por las noches», advierte el presidente de la entidad, al tiempo que asegura que el perfil de los usuarios no ha cambiado en este tiempo. «No hemos notado que se incremente ningún colectivo en especial, sino que todos crecen por igual. Los nacionales siguen representando el 80% y los extranjeros, el 20%, aunque, dentro de este grupo, sí hemos constatado que han aumentado los inmigrantes de Venezuela, Colombia y Cuba que llegan a Ferrol pidiendo asilo político», explica Antonio Tostado.