Dani Abalo no se rinde

«El mejor Abalo se vio cuando tenía entre 18 y 27 años, aunque ahora juego de otra forma y puedo aportar otras cosas al Racing», dice el jugador


Ferrol / La Voz

Daniel Abalo (Vilagarcía de Arousa, 32 años) no se rinde, está dispuesto a pelear y a entrenar duro para que Emilio Larraz cuente con él y vuelva a disponer de minutos sobre el terreno de juego. Tras un partido de castigo, por ser expulsado ante el Castilla, vuelve a estar a disposición del técnico para el encuentro de este domingo frente al filial del Celta, un club que fue su casa durante un buen número de años y en donde brilló como un extremo rápido, con desborde y descaro. «El Celta es un club en el que crecí como futbolista— indica el jugador— y el equipo del que soy desde pequeño. Ojalá pueda volver a jugar en Barreiro, disponer de minutos y ganar el partido. Será un encuentro complicado, ellos son un rival que te somete mucho con el balón, juegan muy bien al fútbol, intentan llegar a la portería contraria a base de transiciones rápidas. Nosotros estamos demostrando en los últimos partidos que estamos preparados para jugar contra cualquier rival y solo nos queda seguir en esta línea y dinámica».

En cuanto a cómo lleva lo de ser suplente indicó: «Está claro que a todo futbolista le gusta jugar, aunque lo más importante es el equipo. Ahora estamos en una buena dinámica y en una buena situación. Por lo tanto, estoy contento y feliz de que las cosas vayan bien. En lo personal, está claro que a uno siempre se le queda la espina clavada de no haber podido dar mi mejor nivel, aunque yo siempre fui un futbolista que trabaja por y para el equipo. Mientras el Racing gane y haga las cosas bien, yo estoy contento y con ganas de ayudar e intentar aportar lo máximo».

Trabajar más duro

Sobre qué es lo que le pasa indicó: «Me tocó estar cuando el equipo pasaba por una mala dinámica y yo también venía de no hacer buenos partidos. Fue lo que pasó. Ahora, lo que me queda es trabajar, intentar recuperar mi mejor versión y nivel para ponerle las cosas difícil al míster. Mientras me toque estar animando desde fuera, intentaré apoyar al máximo a mis compañeros. Es lo que me toca y lo acepto de la mejor manera posible».

Sobre los cuatro filiales que han tocado de forma consecutiva y los buenos resultados indicó: «El equipo está jugando mucho mejor, ha coincidido que nos han tocado filiales, aunque hubiera dado igual, el equipo está capacitado para enfrentarse a cualquier rival de la categoría».

Explica que el cambio llegó a través de ser más fuertes en defensa. «Ya no nos hacen tanto daño como en los primeros partidos —indicó— ahora somos más sólidos defensivamente, transmitimos más seguridad. Nos queda ir soltándonos más arriba».

También explicó su expulsión ante el Castilla e indicó: «Solo me habían expulsado una vez en mi carrera por una doble amarilla. En Madrid, en el momento en el que hice la entrada, para nada me esperaba que me iban a sacar la tarjeta roja. Me tocó que me expulsaran y fue una semana difícil, aunque no me arrepiento de la acción. El equipo consiguió los tres puntos, que es lo más importante».

Añade que es autocrítico: «Soy una persona que siempre sabe lo que hace mal en cada partido, le doy mil vueltas a todo lo que hice y tras los partidos incluso me cuesta descansar. Soy consciente de todo lo que hice mal, pero también sé lo que puedo aportar y lo que intento es llegar a esa mejor versión para poder ayudar al equipo». Añade que el entrenador habló con él. «Me dijo que iba a cambiar la forma de jugar del equipo, que iba a buscar otras cosas y que yo no estaba para ese estilo de juego. Yo intento adaptarme y rendir a un buen nivel». Entiende que el fútbol ha cambiado, que los equipos tienen miedo a perder y que ahora todo se basa más en la defensa. «Incluso los filiales se dedican más a mantener la portería a cero y salir a la contra, que a jugar».

Sobre cuándo se verá el mejor Dani Abalo fue sincero. «El mejor Abalo se vio de 18 a 27 años. No se me acabó el fútbol, ni mucho menos, aunque ya no puedo mostrar aquella versión. Ahora hago un fútbol distinto. Yo creo que lo veo mejor y entiendo mejor este deporte que con 20 o 21 años, aunque está claro que antes era más rápido, encaraba mucho más y era más directo. Ahora tengo más pausa. Soy un Dani Abalo diferente».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dani Abalo no se rinde