Guerra sindical en la planta de Gamesa

El presidente del comité, independiente, y CC.OO. acusan a UGT de connivencia con la dirección para anunciar unas garantías de empleo que no se han concretado


Ferrol

El futuro de la fábrica de palas que Gamesa tiene en As Somozas ha entrado en campaña, pero sindical. Si bien UGT se posicionó hace pocas semanas públicamente para advertir de que la carga de trabajo de la factoría se agotaría a finales de este mismo año, esta misma semana cambió de discurso y afirmó que, tras mantener un encuentro con la dirección de la factoría, habría garantías de empleo hasta el próximo septiembre. Extremo que ayer negaron Javier Fornos, presidente del comité de empresa (independiente, tras su salida de la central socialista), y los delegados de CC.OO. en el órgano de representación sindical de los trabajadores.

Detrás de estas discrepancias se encuentra el temor de la plantilla por las consecuencias que puede tener la adquisición por parte de Siemens Gamesa de una planta de palas en Portugal, de gran capacidad. Fornos reiteró la preocupación existente por una posible deslocalización, ya que, desde la fusión, las decisiones se toman en Alemania, sostiene.

Tanto este portavoz como el delegado de CC.OO. Alejandro del Río, acusan a la dirección de favorecer a UGT en detrimento de la labor del resto, debido a la cercanía de las elecciones sindicales, que se celebrarán en diciembre. Pese a la preocupación que tienen los trabajadores por el futuro, y a la escasa información que se le traslada al comité, este sostiene que incluso la fábrica podría ser adjudicataria de un nuevo modelo de pala, el SG-145, ya que incluso se han presupuestado algunos trabajos necesarios para la adecuación de la factoría.

No obstante, la empresa aún no se ha pronunciado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Guerra sindical en la planta de Gamesa