Reabierta la piscina de Caranza tras la autorización de Sanidade

La consellería anuncia próximas mediciones de dióxido de carbono con usuarios

I.V.
Ferrol

La piscina de Caranza se reabrió este lunes a primera hora de la tarde, después del cierre cautelar decretado por la Consellería de Sanidade el pasado jueves, al detectar valores de CO2 por encima de lo permitido. Una inspección corroboró el lunes por la mañana que los niveles se encontraban dentro de la normalidad. Pero lo hizo en una piscina vacía y sin actividad. Por ello, Sanidade avanza que en los próximos días se volverán a inspeccionar las condiciones y los registros, cuando haya presencia de usuarios. Los nadadores volvieron en la misma tarde de este lunes a hacer uso del vaso, sin que se sepan aún las causas del valor anómalo detectado por los técnicos de la Xunta, a raíz de una denuncia telefónica, que alertó de que había nadadores afectados con trastornos respiratorios.

Tras los antecedentes de la instalación, con problemas similares desde el año 2014, se solicitó a la Inspección Farmacéutica de Ferrol que comprobase las condiciones ambientales. Y decretó la suspensión cautelar de las actividades ante el «risco grave e inminente para a saúde». Desde Sanidade se informó de que este lunes se solicitó a la inspección que comprobase si la situación estaba corregida, tal y como defiende el Ayuntamiento en un escrito enviado el viernes al mediodía. El edil de Deportes, Antonio Golpe, criticó en Radio Voz Ferrol (105,4 FM) que la consellería no hubiese enviado a los técnicos a realizar nuevas mediciones el propio viernes, lo que mantuvo la piscina del complejo deportivo Javier Gómez Noya cerrada el fin de semana, obligando a aplazar un partido de waterpolo.

Reducir la temperatura

En este sentido, desde Sanidade se señala que el escrito municipal llegó al registro general el viernes, pero que se recepcionó en el servicio competente la mañana del lunes. Y detalló que lo transmitido por el Ayuntamiento en él es que acudieron a revisar la máquina climatizadora, confirmando que respondía correctamente a las consignas y achacando el problema a una «falta de ventilación», ante lo que «propoñen reducir a temperatura da auga do vaso, intensificar os controis dos parámetros e regular as comportas da unidade de tratamento de aire».

Los entrenamientos del Natación Ferrol y otras entidades que hacen uso de la piscina retomaron la normalidad. El director técnico del club, Jorge Jiménez, consideró que es preciso realizar las mediciones cuando el piscina esté llena, y no vacía, como en la mañana de este lunes. Y recordó que cuando se detectó el valor anómalo —arrojó 574 partes por millón de CO2 de diferencia con respecto al aire del exterior, cuando el máximo permitido es de 500— había medio centenar de nadadores en la piscina.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Reabierta la piscina de Caranza tras la autorización de Sanidade