Los tres hermanos que sufrieron una descarga eléctrica en la playa de Seselle están en la uci

El padre, que recibió un impacto menor y logró soltar a los hijos de la barca, ya recibió el alta en el hospital de Ferrol


Ferrol

Los tres hermanos que el jueves sufrieron una descarga eléctrica cuando arrastraban un catamarán en la playa de Seselle (Ares) continúan en la uci del hospital Arquitecto Marcide de Ferrol, pero por expreso deseo de la familia el centro hospitalario no facilita información sobre su estado. No obstante, el último parte médico que se dio a conocer al mediodía de ayer, con anterioridad a esa decisión paterna, era que el mayor de los chicos, de 18 años, estaba en estado grave, mientras que de los otros dos no se facilitó dato alguno, por ser menores de edad.

Cuando ocurrió el suceso los tres hermanos estaban acompañados de sus padres, que también se vieron afectados, aunque en menor medida. La descarga eléctrica fue debida a que el catamarán que estaban arrastrando para depositarlo en una finca de su propiedad situada al lado de la playa de Seselle se enganchó en un cable del tendido eléctrico.

Según la información recogida al respecto, los cinco miembros de la familia estaban agarrados a la embarcación deportiva, pero la madre salió despedida y el padre logró desasirme y después soltar a los tres chicos, que habían quedado pegados al catamarán.

Las lesiones del progenitor fueron de menor entidad y, de hecho, ayer por la mañana ya recibió el alta hospitalaria, mientras que la madre no precisó asistencia médica.

La Policía Local de Ares recibió el aviso de la central de Emerxencias de Galicia del 112 a las nueve de la noche y una patrulla se personó en el lugar del suceso a los pocos minutos. Los agentes se encontraron con que el chico de 18 años y la niña de 12 habían sufrido una parada cardíaca, y que una enfermera que se encontraba en la playa le estaba haciendo las maniobras de reanimación al varón, por lo que uno de los policías inició también el procedimiento con la menor. El otro hermano, de 14 años, tenía pulso y estaba semiconsciente.

Según la información facilitada por el jefe de la Policía Local de Ares, Jaime Domínguez, al poco tiempo ya llegaron dos ambulancias móviles y otras dos asistenciales, que se desplazaron desde Ferrol, Fene y Pontedeume, por lo que el personal sanitario ya se encargó de los afectados.

Al operativo se sumaron miembros de Protección Civil de Ares y una patrulla de la Guardia Civil de Pontedeume, y, para evitar un nuevo incidente, se acordó el catamarán, cuyo mástil seguía enganchado en el tendido eléctrico, además de avisar a Fenosa para que cortara el suministro. Así, quedaron sin luz temporalmente las zonas de Seselle, el Raso, Caamouco y Redes, si bien el suministro comenzó a recuperarse a las 22.20 horas, cuando ya se había procedido a la evacuación de los lesionados.

La familia afectada vive en A Coruña y compró la finca en la que ocurrieron los hechos como segunda residencia. Según pudo saber este periódico, era la primer vez que pretendían guardar el catamarán utilizando ese acceso a la parcela.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Los tres hermanos que sufrieron una descarga eléctrica en la playa de Seselle están en la uci