Buena cara al mal tiempo en los hoteles de Ferrol

Pese a la inestabilidad metereológica, la mayoría de los alojamiento se muestran satisfechos con su ocupación y muchos de ellos confían en rozar el lleno en agosto

En la imagen la recepción del Hotel Alda Suizo, donde en julio la ocupación ha sido de un 75%
En la imagen la recepción del Hotel Alda Suizo, donde en julio la ocupación ha sido de un 75%

ferrol / la voz

En un verano marcado por la inestabilidad, con muchos días de cielos encapotados y temperaturas más propias de la primavera que del estío, lo que cabría esperar al preguntar por la ocupación hotelera en los establecimientos de la zona serían muchos lamentos y quejas. Pero no. Sorprendentemente -aunque siempre hay excepciones-, la mayoría de los responsables de los alojamientos se muestran satisfechos con los niveles de ocupación registrados en junio y julio y algunos incluso esperar rozar el lleno en agosto.

De ese optimismo da buena cuenta el director del Parador de Turismo, José Antonio Cedena, quien apunta que la ocupación allí fue de un 75% en junio y de un 90% en julio. «Yo destacaría sobre todo la primera quincena de julio, que suele ser más floja que la segunda pero que en este caso ha tenido un crecimiento extraordinario», señala Cedena, que prevé una ocupación que podría rozar el lleno en agosto.

También confían en cerrar casi con un 100% tanto en julio como en agosto en el Sercotel Odeón de Narón, donde en junio se alcanzó un 82%, aunque gracias más al cliente de empresa que al vacacional. «¿Que cómo está resultando la campaña hasta ahora? Sinceramente, desde hace ya cuatro años, cada campaña supera a la anterior, sobre todo en lo que respecta al incremento del precio medio, lo que nos hace sentir muy satisfechos porque eso significa que aumenta la demanda para hacer turismo en esta zona», comenta satisfecha la directora del Sercotel, Bibiana Reyes.

Como ella, el responsable del Gran Hotel Ferrol y del Hotel Valencia, Gonzalo Jiménez, ofrece una visión halagüeña de la campaña estival. «De momento este verano está resultando mejor que el pasado y, por el volumen de reservas que ya tenemos, para agosto también esperamos cifras mejores que las de años anteriores», comenta Jiménez, al tiempo que aporta los datos concretos de los dos últimos meses. En el Gran Hotel, la ocupación superó el 85% en junio y el 90% en julio, mientras que en el Valencia se registró un 90% en los dos meses, «con estancias medias más largas» en ambos establecimientos.

 «El cliente que viene a esta zona no busca el buen tiempo. No es que prefiera la lluvia, pero se adapta»

De «muy buena» califican también en el Hotel Alda El Suizo la ocupación registrada en junio y julio -un 75%-, que esperan elevar a casi un 90% en agosto. Al igual que Bibiana Reyes, del Sercotel, el encargado de este establecimiento, Juan Carlos Rodríguez, considera que el mal tiempo no ha hecho mella en la ocupación. «El cliente que viene a esta zona no busca el buen tiempo. Con esto no quiero decir que prefiera la lluvia, pero se adapta a lo que tenemos», comenta Rodríguez, mientras que Reyes asegura que los nubarrones como mucho se traducen en «alguna cancelación de última hora, aunque esa cancelación casi siempre se recupera con la venta de reservas para el mismo día de la pernoctación».

«Evidentemente nadie quiere que llueva, pero muchos turistas vienen huyendo del calor y agradecen el fresquito», opina por su parte Julio Piñón, del Hotel América, donde la ocupación en julio rozó el 100%. Como él, Daniel Castrillón, encargado del Hotel Silva, advierte que en esas buenas cifras registradas en julio -que en su caso se tradujeron en un 70% de ocupación- tuvieron mucho que ver determinados «eventos», como el Rali de Ferrol, el Campeonato Nacional Infantil de Natación Sincronizada o la jura de bandera celebrada el pasado viernes en la Escuela Antonio de Escaño.

Aunque Castrillón cree que el Hotel Silva cerrará el 2019 con mejores cifras que en el 2018, asegura que la situación tampoco es como para «echar cohetes». En esta línea menos optimista también se expresa la directora del Carrís Almirante, Alba Álvarez, para quien la campaña está siendo peor, porque «el tiempo no acompaña y hay poco trabajo en el astillero». En el establecimiento que comanda la ocupación en julio fue de un 67% y se espera alcanzar un 80% en agosto. Y como ocurre en la mayoría de los alojamientos de la ciudad, con la llegada del verano allí también cambia el tipo de huésped que reserva habitación. «Recibimos más turistas que durante el año, muchos extranjeros movidos por el Camino Inglés y nacionales buscando playa y clima suave».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Buena cara al mal tiempo en los hoteles de Ferrol