La F-104, de escolta de la fuerza naval a mecenas de la primera vuelta al mundo

Manuel Arroyo Alves
Manuel Arroyo FERROL / LA VOZ

FERROL

ARMADA

Defensa cambia sobre la marcha la misión de la fragata tras retirarla del grupo de combate estadounidense

08 jun 2019 . Actualizado a las 12:47 h.

El despliegue cooperativo de la Méndez Núñez (F-104) con la Marina de EE.UU., uno de los más exigentes desde su entrada en servicio en el 2006, dispuso la fragata a circunnavegar el globo en siete meses como escolta del buque insignia estadounidense, el portaviones Abraham Lincoln.

Integrada en el Carrier Strike Group (CSG) 12, los planes iban según lo previsto hasta que una decisión del Gobierno de Trump dejó al buque con base en Ferrol sin un plan claro, en aguas de Oriente Próximo. Para llegar hasta allí, la cuarta de las fragatas F-100 recorrió un largo camino iniciado a comienzos de año con el adiestramiento previo.

¿Cuándo se acordó la misión?

En agosto del 2018 se firmó un Memorando de Entendimiento (MOU) entre el Ministerio de Defensa español y la Marina de EE.UU. que amparaba la integración de la fragata en el grupo de combate CSG-12, compuesto por unidades norteamericanas. Con dos fases diferenciadas. La primera, un entrenamiento avanzado, denominado C2X, en la costa este de EE.UU. durante los meses de enero y febrero del 2019, mientras que la segunda, de la que ahora permanece apartada, sería el despliegue que la llevaría a dar la vuelta al mundo.