La catedral del megalitismo de Galicia gana adeptos desde su musealización

El dolmen de Dombate registró el pasado año más de 26.000 visitantes


Ferrol

«Do dolmen de Dombate falaron Pondal, Murguía e Otero Pedrayo. E non só é un emblema da Costa da Morte senon de toda Galicia». Así arranca Ángel Eiroa, guía turístico de este monumento funerario del Neolítico, su explicación sobre la importancia de este bien de interés cultural al que muchos definen, con permiso del de Axeitos, como la catedral del megalitismo gallego.

«É un dos poucos dolmens do mundo que está dentro dun edificio, e iso chámalle moito a atención á xente. Ademais se diferencia en que conserva pinturas de hai 5.000 anos no interior e ten dous túmulos superpostos». Precisamente proteger esas pinturas que se conservaron bajo tierra durante tantos años y que corrían el riesgo de desaparecer al aire libre fue uno de los argumentos para la cubrición, tras años bajo una lona provisional.

«O proxecto creouse para poñer en valor o dolmen, para a conservación das pinturas e para que a xente o poida achegarse o máximo posible ao dolmen e ao mesmo tempo que, tendo en conta a meteoroloxía da zona, garantir que se poida conservar», explica Eiroa. Y la inauguración del edificio y la del centro arqueológico, en 2011 -el mismo año que Caaveiro-, supuso un efecto llamada.

Desde entonces las visitas crecen año a año. Algo a lo que ha ayudado la potente oferta de actividades que, en colaboración con el Concello de Cabana de Bergantiños, se activan en torno a este punto. Ahora, en plena época de visitas escolares, con hasta 40 talleres. «É unha das visitas obrigadas da Costa da Morte. A xente comeza a visita en Malpica e vai percorrendo a costa -patrimonio, praias, portos- e acaba en Fisterra ou en Carnota», concluye Eiroa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La catedral del megalitismo de Galicia gana adeptos desde su musealización