Javier Afonso, oncólogo: «Con quimio la supervivencia era de 11 o 12 meses en casos avanzados; con inmunoterapia el 23 % sigue vivo a los tres años»

Asegura que estamos viendo la «punta del iceberg de las posibilidades de estos tratamientos»


Ferrol

Javier Afonso Afonso (Caracas, 53 años) preside el Grupo Gallego de Cáncer de Pulmón que está volcado en el estudio de la inmunoterapia o terapia biológica, porque incrementa la calidad y la vida de casos que hace unos años tenían pocas posibilidades. Algo clave en una enfermedad cruel, ya que en la mayoría de los casos se detecta en un estado muy avanzado.

 -¿Qué supone la inmunoterapia en el tratamiento del cáncer de pulmón?

-Un avance tremendo. Estamos hablando de una modalidad terapéutica que está cambiando los paradigmas, pero además está teniendo un impacto en la historia de la enfermedad. Antes de esta opción disponíamos de dos modalidades de tratamiento: uno para pacientes que tenían unas mutaciones que solo se registraban en el 3 % de la población y para al resto solo le quedaba la opción de la quimioterapia. Y cuando la enfermedad estaba avanzada las medidas de supervivencia se encontraban entre once y doce meses; con la inmunoterapia estamos viendo supervivencias hasta ahora nunca vistas. Por ejemplo cuando se usa en primera línea el promedio de pacientes que sigue vivo a los tres años es del 23 % y cuando se usa en segunda línea este porcentaje es del 15 %. Y esos son datos que hasta ahora nunca se habían logrado con esta enfermedad.

-¿Sirve para todos los casos?

-No, los pacientes que se benefician de este tratamiento son menos del 30 %, porque tenemos que comprobar con unos biomarcadores cuáles son las personas que tienen más opciones de responder al tratamiento. El problema es que es estos biomarcadores no son precisos al 100 %, así que uno de los objetivos del taller que celebramos en el CHUF es, precisamente, hacer una actualización en todo lo que tiene que ver con la medicina de precisión aplicada al cáncer de pulmón.

-¿Qué tipo de actualización?

-Es muy importante avanzar en la búsqueda de nuevos biomarcadores que nos ayuden a seleccionar más pacientes que se puedan beneficiar de este tratamiento.

-Es una terapia cara... ¿Se administra en todos los casos que puede ser de ayuda?

-Por supuesto, se administra a todos los que pueden ser tratados con esta terapia.

-¿Cómo se selecciona a los candidatos?

-Tenemos dos grandes familias de cáncer de pulmón: el de células pequeñas y el de células no pequeñas. El mayor avance hasta ahora se ha dado en el de células no pequeñas, así que se aplica a los que tienen este tipo y, además, no pueden ser tratados con otra alternativa, como una cirugía, por ejemplo. Siempre es para casos en el que la dolencia está avanzada y nos encontramos con dos escenarios: pacientes a los que se trata con quimioterapia y radioterapia y después se deja con un tratamiento de inmunoterapia durante un año. Además, hay otro tipo de pacientes a los que les ofrecemos inmunoterapia: son aquellos que ya tienen enfermedad metastásica y no tienen ninguna alteración analítica importante o antecedente de enfermedades autoinmunes y lo más importante: tienen los biomarcadores favorables. También se considera a pacientes con metástasis y que recibieron quimio, pero en su momento no se consideró como una opción la terapia biológica, entonces se puede volver a hacer una valoración para comprobar si puede ser de ayuda.

-¿Para el paciente es un tratamiento tan duro como las sesiones de quimio?

-No, es otra de las ventajas, los estudios de calidad de vida señalan este beneficio, ya que se tolera mucho mejor. De todas maneras debemos hacer una serie de estudios, porque la inmunoterapia también pueden tener sus efectos secundarios o adversos. Debemos ver al paciente y seguirlo con analíticas. Normalmente los enfermos lo llevan bien, pero es cierto que pueden llegar a generar toxicidades pulmonares, cutáneas o reumatológicas... En algunos casos estos efectos son severos y debemos apoyarnos en otras especialidades, como cuando hay alteraciones en la función renal o neurológicas.

-¿Cómo funciona la terapia?

-La célula cancerosa lo es porque ha logrado camuflarse, disfrazarse y pasar inadvertida al sistema inmunológico, que es el que se encarga de reconocer los elementos extraños y destruirlos. Con este tratamiento quitamos ese disfraz a la célula y permitimos que el sistema inmunológico detecte a las células tumorales.

-¿Qué futuro tiene la terapia biológica?, ¿Puede avanzar más y arrinconar a la quimio?

-No vislumbro un futuro sin quimioterapia, pero soy consciente de que la inmunoterapia va a seguir avanzando porque a día de hoy estamos usando en cáncer de pulmón un tipo que se llama los inhibidores de los puntos de control inmunológico y esto no es más que una familia de fármacos que actúan sobre uno de los múltiples puntos en la respuesta del cuerpo. Pero ya están en desarrollo investigaciones con fármacos que actúan en otros puntos de la respuesta inmune, es decir, estamos viendo la punta del iceberg de las posibilidades de estos tratamientos.

Pioneros en el cáncer de pulmón, el que se descubre casi siempre tarde

Bea abelairas

El CHUF, referente gallego de expertos en terapia biológica para esta dolencia

La semana pasada se reunieron en Ferrol expertos en inmunoterapia para cáncer de pulmón. Una esperanza terapéutica para el cáncer más complicado, porque en la mayoría de los casos cuando se detecta ya es demasiado tarde para hablar de curación. Sin embargo, con esta medicación las esperanzas se multiplican. El Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF) es pionero en el abordaje y estudio de esta opción porque el presidente del Grupo Galego de Cáncer de Pulmón es el oncólogo del Marcide Javier Afonso Afonso. Gracias a él se celebró en Ferrol un taller sobre el abordaje de esta terapia para avanzar en su implantación y en cómo tratar los efectos secundarios con especialistas de otros servicios.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

Javier Afonso, oncólogo: «Con quimio la supervivencia era de 11 o 12 meses en casos avanzados; con inmunoterapia el 23 % sigue vivo a los tres años»