La comarca vivió en Semana Santa un anticipo abreviado del mejor agosto

La hostelería, con poca actividad en el arranque, se vio desbordada desde el jueves


ORTIGUEIRA / LA VOZ

La Semana Santa tardó en desperezarse, pero al final se cerró con cifras propias de los días centrales del mejor agosto, tanto en ocupación hotelera como en actividad para la hostelería de las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal, que se beneficiaron del buen tiempo y del tirón de la Pasión ferrolana. «La primera mitad fue de las peores, las previsiones eran de mal tiempo y las reservas llegaron al final», apunta María Lijó, al frente de la casa rural A Pasada, en Cedeira, y secretaria de la Asociación por el Turismo de Calidad de Ortegal. José Picallo, de Casa do Morcego (Valdoviño), comparte el diagnóstico y se queja de la «desatinada» predicción meteorológica.

Pero el mal tiempo del Sur y el Levante peninsular empujaron a los turistas hacia el Noroeste. «Eso nos favoreció. La impresión que daba era que la mayor parte de la gente miró el mapa preguntándose ‘dónde dan bueno’ y se vinieron a Galicia», abundan desde la oficina de turismo de Ortigueira. El sector se resarció desde la noche del miércoles y, sobre todo, a partir del jueves. «Fue exagerado, como en los mejores días de agosto, gente que se tuvo que quedar sin comer...», señala Javier Pardo, responsable del hotel Semáforo de Bares.

En algunos locales de restauración sirvieron hasta tres turnos de comidas. El aluvión de gente se concentró entre el jueves y el domingo, con tránsito constante con destino al banco de Loiba -los buses que finalmente fletó el Concello de Ortigueira se llenaron-, el faro de Estaca de Bares -el nuevo estacionamiento se quedó pequeño-, Vixía Herbeira o el cabo Ortegal (Cariño). En Cedeira se agotaron las plazas para las georrutas promovidas por el Concello y coordinadas por Francisco Canosa, con hasta 40 personas en lista de espera para recorrer el itinerario de las playas negras. En la zona del Eume ocurrió algo similar. Por la oficina de turismo de Pontedeume pasaron hasta 300 personas el viernes o el sábado, «cifras que só se dan en agosto». Algún vecino reconocía que llevaba tiempo «sin ver tanta gente por la noche». Hoy, festivo en varias comunidades, aún quedaban algunos visitantes por la comarca.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La comarca vivió en Semana Santa un anticipo abreviado del mejor agosto