Todo listo en Navantia para activar las F-110

El astillero ferrolano ya contrató hace meses a una veintena de técnicos para la ingeniería básica de la obra


Ferrol

Defensa ya tiene permiso del Gobierno para firmar la orden de ejecución de cinco fragatas F-110 para la Armada española, que se construirán en Navantia Ferrol. Es un pedido muy importante, ya que despeja diez años de carga de trabajo para el naval público ferrolano, al que ya solo le resta un hito antes de entrar en vigor.

¿Cuál es el siguiente trámite en el programa tras la luz verde del Consejo de Ministros?

La previsión que maneja el gabinete de Margarita Robles es la de firmar la orden de ejecución de las fragatas -lo que en el sector civil sería la rúbrica del contrato- el próximo mes de abril. Desde ahora y hasta entonces, el Ministerio de Defensa y Navantia tendrán de plazo para cerrar todos los términos del acuerdo. Un programa que implicará el mayor importe de las obras encargadas hasta el momento por la Armada española a los astilleros públicos.

Una vez firmado el pedido, ¿cuándo arrancarán los trabajos?

Navantia sostiene que está más que preparada para lanzar el programa. No en vano se esperaba esta obra ya para el 2017, aunque la decisión del Gobierno anterior de encargar un estudio sobre la posibilidad de que los buques portasen un misil de sello europeo retrasó su adjudicación. Desechada esa posibilidad por el gabinete de Margarita Robles -que atendió además a las preferencias de la Armada, que pedía el americano- se retomó la tramitación del encargo, que ahora está a punto de ser rubricado. Una vez salvado este trámite, se lanzarán de lleno los trabajos.

¿Cuáles son las primeras tareas que se llevarán a cabo?

Un programa de este tipo implica ya muchos años de trabajos previos antes de su rúbrica final para definir entre el astillero y la Armada el buque que quiere y sus características principales. De hecho, a lo largo de estos últimos años ha ido cambiando el modelo de F-110 e incorporando innovaciones tecnológicas que cuando comenzaron a concebirse no existían. Pero, una vez firmado el encargo, el primer año de desarrollo estará centrado en la ingeniería de los barcos. Hace ya varios meses que Navantia contrató a una veintena de ingenieros para realizar tareas de ingeniería básica de las fragatas. Se prevé que, después de entrar en vigor el pedido, se abra la fase de la ingeniería de detalle, que finalmente dará paso a la ingeniería de producción, que es la que marcará el camino sobre cómo hacerlos al personal que se encargará de fabricar los buques.

¿Cómo se plantea la fabricación de los cinco buques?

Si el cronograma que manejaban el pasado año Navantia y la Armada española se mantiene, la primera de las cinco unidades será la que implique el período de ejecución más amplio. Es habitual que el plazo sea más dilatado, al tratarse de un prototipo y también porque la fase de ingeniería es común para todos los barcos, pero se acumula en la primera fase. De acuerdo con la información divulgada en el último Consejo de Ministros, la primera F-110 se desarrollará durante seis años. Será entregada en el 2026, mientras que las cuatro restantes consumirán cada una de ellas cuatro años de trabajos. No obstante, unas y otra se solaparán, de forma que la segunda arrancará 33 meses después de la primera. La quinta y última se entregará en el 2031.

¿Qué supondrá este contrato para la ría ferrolana?

El Gobierno ha cifrado en 7.000 los empleos -entre directos y auxiliares- que sustentará el programa, aunque para alcanzar la cifra álgida de ocupación habrá que esperar al menos hasta haber superado los primeros años de la próxima década.

¿Qué carga de trabajo hay actualmente en las plantas locales?

En la antigua Bazán se fabrican dos buques de aprovisionamiento en combate para la Armada española y en la factoría de Perlío se está terminando una plataforma semisumergible para un parque de eólica marina en Portugal y a punto de arrancar un contrato de fabricación de otras cinco cimentaciones para Escocia.

¿Cuál es la situación de las factorías con la aplicación del plan industrial?

Navantia prejubilará en cuatro años a 2.200 trabajadores (900 en Ferrol y Fene) y contratará a 1.625. Solo en las plantas de la ría se marcharán este ejercicio más de 630 empleados, y aún se desconoce la cifra de nuevas contrataciones, aunque la empresa ofrece 164. El arranque de las F-110 se produce en este escenario, aunque también en el de desarrollos tecnológicos que se quieren aplicar ya a estos buques.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Todo listo en Navantia para activar las F-110