Nace Silquia, la vanguardia en estética

El Instituto Gallego de Cirugía Ocular crea un centro médico estético con tratamientos pioneros en la ciudad como la bioestimulación con plasma rico en plaquetas, que recupera piel y alopecias

El equipo de Silquia: los médicos Iván Basanta, Ana González y Patricia Rey, junto a Cristina Porca y Veronica Fernandez
El equipo de Silquia: los médicos Iván Basanta, Ana González y Patricia Rey, junto a Cristina Porca y Veronica Fernandez

El Instituto Gallego de Cirugía Ocular crea un nuevo centro dedicado a la salud estética justo cuando cumple un cuarto de siglo atendiendo a sus pacientes en la calle de la Tierra y en otros consultorios en la comarca. Este nuevo espacio se ha bautizado como Silquia, porque aúna dos ideas: la perfección natural de la seda y el pensamiento positivo. Su objetivo es dotar a la comarca de un centro médico que traiga a Ferrol los tratamientos más avanzados, a la vez que seguros y buenos para la salud. Un ejemplo es el PRGF, es decir, la bioestimulación con plasma rico en plaquetas que recupera la piel y es muy efectivo para tratar alopecias.

Ana González, la directora médica del instituto también dirigirá el nuevo centro, para el que ha seleccionado a profesionales muy especializados: «Tener una piel sana y con buen aspecto es importante para nuestra salud y es un signo de vitalidad, porque el cutis es un reflejo de lo que somos, la primera imagen que damos», apunta esta especialista que ha cuidado mucho el diseño de los espacios de la nueva clínica, donde se llevarán a cabo tratamientos que se complementarán con dieta sana y ejercicio. De hecho, una de las consultas será de la nutricionista Cristina Porca. Y en todas las asistencias se buscará la mayor comodidad e intimidad.

Únicos en la ciudad

Como ya sucedió con algunos de los tratamientos del Instituto Gallego de Cirugía Ocular, el nuevo espacio médico traerá a la ciudad aparatos y recursos pioneros. Un ejemplo es la aplicación de plasma rico en plaquetas, «que ha revolucionado la medicina por sus capacidades regenerativas y sus múltiples aplicaciones en distintas especialidades como la oftalmología o traumatología, entre otras muchas, y que ahora es un gran avance para la regeneración de la piel y las alopecias», según precisa Ana González sobre una de las técnicas que más demandan los hombres. «Consiste en la aplicación del propio plasma enriquecido en la zona a tratar, ya sea la piel del rostro, el escote o el cuero cabelludo -explica la directora de Silquia-. Este plasma contiene factores de crecimiento de fibroblastos que favorecen la creación del colágeno y la regeneración tisular, por eso está especialmente indicado en el tratamiento de cabellos finos con muy poca densidad y también como tratamiento de mantenimiento de una cirugía capilar». Asimismo, destaca que esta terapia es una de las más avanzadas en el rejuvenecimiento facial y que apenas supone riesgos: «Tiene un efecto estimulante celular y rejuvenecedor muy intenso».

Luz pulsada

Silquia nace dentro del Instituto Gallego de Cirugía Ocular, aunque tendrá su propio espacio, consultas y equipo médico. Sin embargo, podrá beneficiarse de la tecnología y tratamientos médicos que se usaban en el centro. Este es el caso de la luz pulsada (IPL) y luz modulada (LLLT), que ya se aplicaba para el tratamiento del ojo seco. La oftalmóloga Ana González asegura que esta tecnología se introdujo en el instituto, porque es muy eficaz en el «tratamiento del ojo seco, que afecta a gran cantidad de pacientes, porque mejora la calidad de la lágrima». En las aplicaciones estéticas también es muy valorado por los especialistas, ya que «unifica el tono de la piel, mejora su calidad y su textura para aportarle luminosidad y firmeza, motivo por el que está indicada en la corrección de manchas, lesiones vasculares, arrugas finas o manchas de la edad que se generan en las manos», entre otras muchas posibilidades. La carboxiterapia es otra de las terapias de Silquia y está especialmente indicada para tratar arrugas, estrías y como ayuda en tratamientos dietéticos o tras grandes adelgazamientos. «Consiste en una inyección de CO2 con fines terapéuticos. Se administra en forma inyectada pudiendo variar el plano de administración según el objetivo terapéutico que se quiera alcanzar -cuenta Ana González-. El CO2 tiene una acción vasodilatadora que conlleva al aumento del flujo sanguíneo y, por lo tanto, la llegada de hemoglobina cargada de oxígeno y de nutrientes a la zona tratada».

La radiofrecuencia más eficaz

Hay muchos espacios que tienen un Indiba, pero Silquia contará con el primero médico de la ciudad: «Es la versión médica, la radiofrecuencia más potente y eficaz que consigue reafirmar la piel, reducir la grasa superficial y remodelar la figura», explica la responsable de un centro que promete una atención de calidad, sin prisas y fiable. «Con el Indiba Deep Care se consigue, por ejemplo, reducir el aspecto de la celulitis, porque queremos ofrecer un servicio con la seguridad de la medicina y la tranquilidad de usar los mejores aparatos», concluye.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Nace Silquia, la vanguardia en estética