El nuevo parque alemán de Iberdrola abre opciones a Navantia y Windar

La eléctrica acaba de sacar la licitación de las 50 cimentaciones para el Baltic Eagle


Ferrol

Iberdrola avanza con paso firme en el desarrollo de un nuevo parque eólico marino en Alemania, en donde acaba de salvar un importante hito en este proceso, con la designación de las turbinas, unas de las más potentes del mercado, con 9,5 megavatios. Vestas será el encargado de suministrar los 50 aerogeneradores con los que contará este recinto, que será instalado en las inmediaciones del de Wikinger, inaugurado hace unos meses en el Báltico germano.

El nuevo parque, bautizado como Baltic Eagle, abre nuevas expectativas de negocio para Navantia y Windar Renovables, que conforman desde hace cuatro años una alianza estable en este sector. Ambas firmas ya han desarrollado dos proyectos para la eólica de origen vasco: en el 2015 fabricaron 29 jackets -estructuras de acero que sustentan los aerogeneradores en el fondo marino- para el parque de Wikinger, mientras que en el 2017 empezaron la obra para otras 42 para el recinto británico de East Anglia One. Además, esperan la resolución del concurso abierto por Iberdrola para la adjudicación de 62 jackets para el parque francés de Saint Brieuc. 

Ahora, los pasos dados por la compañía eléctrica para la ampliación de su presencia en el Báltico alemán genera nuevas expectativas de trabajo para ambas compañías. De hecho, hace solo unos pocos días que Iberdrola abrió la licitación para la adquisición de las 50 cimentaciones, que en esta ocasión serán monopilotes, es decir, sustentadas sobre una sola pata. Es un tipo de sujeción que no ha fabricado aún Navantia, no así Windar, que ya ha ejecutado varios proyectos de ese tipo en sus instalaciones asturianas.

En Fene

Actualmente, Navantia y Windar materializan un pedido de eólica marina para EDP en el astillero de Fene y, según avanzó recientemente el director de la firma pública en la ría, Jorge Filgueira, en muy breve plazo de tiempo podría concretarse un nuevo encargo, que ejecutarían ambas compañías en la antigua Astano.

El parque de Baltic Eagle que tendrá 476 megavatios de potencia, estará ubicado a 75 kilómetros de la costa de la isla de Rügen, ocupando una superficie de 40 kilómetros cuadrados. La compañía sostiene que, tras el lanzamiento de la campaña geotécnica, el pasado verano, todas las gestiones necesarias para el diseño y contratación de los componentes principales avanzan conforme al programa previsto.

Xabier Viteri, director de Renovables de Iberdrola, ha subrayado «el firme compromiso de la empresa con la innovación tecnológica para llevar a cabo proyectos de energías renovables que contribuyan a la lucha contra el cambio climático, así como al desarrollo económico y social de todos aquellos territorios en los que operamos». En este sentido, cabe resaltar que los nuevos molinos de viento serán ya un 35 % más potentes que los que generan energía desde el primer parque alemán de la compañía, el de Wikinger, consolidando una apuesta por colocar máquinas más capaces, que sirvan también para abaratar el coste de la energía de la eólica marina.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El nuevo parque alemán de Iberdrola abre opciones a Navantia y Windar