Antonio Núñez: «La crisis de los 40 permanece en el imaginario»

El jefe de Psiquiatría del CHUF incide en la «incertidumbre» de la época actual


Es verdad que el tema de la crisis de los cuarenta permanece en el imaginario de la gente, en mayor o menor grado, pero no como en los años 70 o los 80», constata el jefe del área de Psiquiatría del Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF). Antonio Núñez Pérez (Pobra do Caramiñal, 1955) alude al psicoanalista de origen alemán Erik Erikson, «que teorizó sobre el concepto de crisis en las distintas etapas evolutivas de la persona. Ligaba la de los 40, o la mediana edad, con dos conceptos, la capacidad de crecimiento, asociada a la conformación de una familia, y el crecimiento profesional, como aspectos que consolidan llegar a esa etapa con estabilidad. Mientras que cuando hay dificultades habla de un estancamiento, sobre todo por falta de desarrollo o conflictos de la vida familiar o el historial profesional».

El jefe de Psiquiatría del CHUF corrobora «la mayor complejidad» de la época actual, frente a etapas anteriores, tanto en el campo familiar como en el laboral. «Pero a nivel teórico no se genera investigación asociada; a nivel práctico hablamos más de crisis ligadas con síntomas, personas que están pasando por una determinada etapa de la vida en la que los avatares, a veces positivos y más frecuentemente negativos, hacen que entre en un bache, que se expresa como ansiedad, depresión, cambios de humor... En casos va más ligado a la edad y en otros, menos», explica. Destaca que «la actual es una época histórica de mayor incertidumbre que otras, y el malestar psíquico está más presente. Otras generaciones tuvieron dificultades para incorporarse al mercado laboral, pero diferentes a las actuales, por esa mayor incertidumbre». De hecho, indica que Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en 2020 «la depresión va a ser la primera causa de discapacidad a nivel mundial». Núñez señala que «sí hay más consultas en esa edad [los 40]», pero sostiene que «están más asociadas a las dificultades para gestionar las circunstancias personales y sociolaborales que a la propia época de la vida, porque la salud física está en mejores condiciones [respecto a épocas previas] y el envejecimiento se retrasa».

¿Y tú qué tal llevas los 40?

Ana F. Cuba

La generación nacida con la Constitución observa con inquietud la pérdida de derechos y libertades, pero mantiene el optimismo a la hora de encarar la incertidumbre de estos tiempos. En 1978 hubo 3.867 nacimientos en Ferrolterra, Eume y Ortegal. La cifra se desplomó hasta los 1.168 en 2017

En el año 1978, el Instituto Galego de Estatística (IGE) contabilizó 3.867 nacimientos en las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal. Y en 2017, 1.168, casi un 70 % menos. El socavón demográfico abierto en estas cuatro décadas en la zona ha sido generalizado, con la única excepción del Concello de Cariño, que aún no existía en 1978 -la segregación tuvo lugar una década después- y, por tanto, pasó de cero a 17 nacimientos.

En A Capela, la cifra se desplomó, de 45 a 1; en Cabanas, de 64 a 17; en Monfero, de 35 a 11; en Pontedeume, de 153 a 56; en As Pontes, de 239 a 65; en Ares, de 90 a 48; en Cedeira, de 133 a 25; en Fene, de 274 a 76; en Ferrol, de 1.674 a 376; en Moeche, de 24 a 6; en Mugardos, de 123 a 29; en Narón de 456 a 332; en Neda, de 111 a 21; en San Sadurniño, de 67 a 13; en As Somozas, de 20 a 4; en Valdoviño de 83 a 31; en Cerdido, de 26 a 7; en Ortigueira, de 219 a 26 (serían 43 si no se hubiese separado Cariño); y en Mañón, de 31 a 7.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Antonio Núñez: «La crisis de los 40 permanece en el imaginario»