Un paseo más peligroso que África

La oftalmóloga Ana González debería volar hoy mismo a Senegal para una de sus campañas solidarias, pero está escayolada tras una caída en los hoyos de A Cabana


Ferrol

Hace ya mucho tiempo que la oftalmóloga Ana González viaja varias semanas al año a zonas de África donde la vida es complicada y los recursos muy escasos. Allí opera y alivia el dolor de muchas personas a punto de quedarse ciegas o ya en la oscuridad total. En pocos días pasan por su consulta medio millar de casos complicados. Por eso siempre ha regresado exhausta, pero feliz. Justamente el sentimiento contrario que ha experimentado en los últimos días: «Tendría que estar allí y no puedo porque salí a correr por el paseo de A Cabana y me caí en un socavón que había en plena senda peatonal, así que con una mano escayolada no puedo hacer nada en África», cuenta la directora médica del Instituto Gallego de Cirugía Ocular que ya había enviado a un equipo para montar el quirófano en Senegal.

El accidente en el paseo fue el viernes, día 12, por la mañana en una zona muy transitada y un socavón dejó a Ana con la mano izquierda inutilizada temporalmente: «Incluso barajé una operación de urgencia u otra solución para poder ir a este viaje, pero no podía ser», se lamenta sobre una expedición para la que había comprado un láser especial que agilizará las cirugías y la recuperación de las personas con dolencias graves como el glaucoma, que derivan en cegueras dolorosas cuando no se tratan. En el avión que no ha podido coger hoy Ana viajará Ángel Veiga, uno de los miembros de su equipo, y otros especialistas gallegos que han movilizado para esta causa.

«El pasado fin de semana no podía soportar casi la rabia que me daba una situación que se debe a la desidia con la que se tratan espacios públicos de la ciudad», se queja una oftalmóloga que lleva en el móvil el hoyo que le hizo perder el equilibrio y que era una trampa porque estaba oculto por las hojas de los árboles de la zona y hasta tiene unos hierros que podrían haberle causado más lesiones.

«Me encuentro a mucha gente que se ha caído en la calle y me indigno»

Ana González reconoce que la caída fue un golpe a su optimismo y un riesgo para su carrera de cirujana. No ha podido ir a Senegal y tampoco es de gran ayuda en su clínica de la calle de la Tierra. Por eso está centrada en tratar de hacer lo posible para que nadie más resulte herido en este paseo. «Ahora me encuentro a mucha gente que se ha caído en la calle o en otros espacios públicos y me indigno, porque salir a caminar o a correr no se puede convertir en una actividad de riesgo - se queja-. Hay que hacer algo, pedir explicaciones a los responsables y no parar hasta que lo reparen».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Un paseo más peligroso que África