Un partido con trampa

El Racing necesita confirmar su mejoría frente al Polvorín de Lugo

.

FERROL / LA VOZ

El Racing vuelve a jugar hoy en su campo de A Malata en donde se enfrentará al Polvorín, partido fijado para las seis de la tarde. Este encuentro debería de disputarse en tierras lucenses, aunque el Polvorín tiene su campo en obras, de ahí que solicitara al Racing cambiar el choque y jugar primero en Ferrol. Esta circunstancia permitirá a los racinguistas disputar tres partidos seguidos en su campo. En el de la pasada jornada se superó al Ourense CF gracias a un gol de penalti, anotado por Pablo Rey en la recta final del encuentro. El compromiso de esta tarde supone para los racinguistas la posibilidad de confirmar que el trabajo da sus frutos y que van a más.

El Polvorín, equipo filial del Lugo, ha perdido los dos encuentros que ha disputado, de ahí que sea el colista de la categoría. En dos partidos recibió cuatro goles y solo anotó uno. En la primera jornada cayó frente al Compostela en San Lázaro por 2-0 y en la pasada perdió en casa del Arosa por 2-1. Eran dos rivales complicados, los lucenses no jugaron mal, aunque perdieron.

Para un Racing en construcción, pese a estar en Tercera, ahora mismo cualquier rival parece difícil. El técnico de los racinguistas, Emilio Larraz, ha insistido esta semana en mentalizar a sus jugadores de que el Polvorín es un buen equipo y que lo de que sea el colista es engañoso. Asegura que en sus filas hay jugadores con talento y el descaro propio de su juventud.

Al margen del rival, el Racing tendrá que salir a por todas. Para estar arriba, de casa no se puede escapar prácticamente nada, salvo un accidente, ya que fuera cada campo en el que se juegue será una encerrona. El equipo entrena duro, tanto en defensa como en ataque, con automatismos y acciones de estrategia. Trabajo que posteriormente no se ve reflejado en los partidos, bien porque pesan las piernas o por la ansiedad. La responsabilidad es mucha, ya que el peso sobre los hombros es grande. El equipo no quiere defraudar ante los importantes objetivos marcados, pero los rivales también existen.

Emilio Larraz tiene oficio y conocimiento, aunque le ha tocado una tarea dura de afrontar. Viendo como se trabaja en los entrenamientos se puede intuir que este equipo no defraudará, que el juego y los resultados llegarán. Sin embargo, no es fácil tener paciencia con un Racing en Tercera, una categoría que por potencial e historia no le corresponde.

Catú no entrenó

El defensa central Catú no entrenó en la mañana de ayer, por lo que todo indica que está descartado para el encuentro de esta tarde. Esta baja podría acarrear el debut del central catalán Pau Bosch.

El once inicial racinguista podría ser el formado por Diego Rivas; Seoane, Garrido, Pau Bosch, Villarejo; Borja, Carlos García, Pablo Rey, Marcos Álvarez, Joselu y Juan Antonio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un partido con trampa