La antigua residencia de oficiales de Canido se libera de los andamios

Por primera vez en más de tres años no ocupan dos calles y una plaza de Canido

.

Ferrol

Si los trabajos siguen como hasta ayer es probable que la antigua residencia de oficiales de Canido, la conocida como el submarino, quede liberada de andamios a lo largo del día de hoy. Y con esta acción las calles Alegre y Navegantes volverán a disponer de toda la acera para los viandantes y no solo una parte, como sucede desde más de hace tres años.

Las primeras protecciones se pusieron en el 2015 para evitar que los cascotes alcanzasen a algún viandante. Entonces fue el propio Concello el que requirió a Defensa que reparase un edificio racionalista que está catalogado y que a pesar de su deterioro alberga las sede de la asociación Aspaneps. De hecho, hasta hace pocas semanas más de un millar de pequeños acudían a las consultas de salud mental en este inmueble, porque el Marcide no ofrecía aún esta prestación.

El organismo que se encarga de los inmuebles de Defensa tuvo que retrasar las obras por recortes presupuestarios, pero finalmente se han terminado, aunque son solo un lavado de cara. Las ventanas y el interior de un inmueble de más de 2.600 metros siguen en mal estado, ya que solo se ha pintado la fachada y reparado los desconchados con una obra de 179.930,90 euros. El edificio está catalogado y su protección afecta a las casas ubicadas a menos de 20 metros, que deben mantener la estética de la época, algo que no se ha cumplido ni en el submarino.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La antigua residencia de oficiales de Canido se libera de los andamios