Navantia asiste a la flotadura del último destructor australiano

La firma está a tres días de conocer si construirá las fragatas

.

Ferrol

El presidente de Navantia, Esteban García Vilasánchez, participó ayer, junto a la cúpula de la empresa en Australia, en la ceremonia de puesta a flote del tercer destructor de la clase Hobart que se han fabricado en las instalaciones navales de ASC en Adelaide. El ministro de industria de la Defensa, Christopher Pyne, presidió la ceremonia, que se produce solo tres días antes de que el Comité de Seguridad Nacional del Consejo de Ministros de Australia se reúna para adjudicar el pedido de construcción de nueve fragatas, por el que compiten los astilleros públicos españoles, la italiana Fincantieri y la británica BAE Systems.

Aunque los navíos se fabricarán íntegramente en el país, el pedido es muy importante para la empresa que preside Vilasánchez, porque es el de mayor importe al que ha aspirado nunca.

Tras la puesta a flote de la nave, Navantia -que ha gestionado ese programa- puso el acento en las redes sociales en que los destructores de la clase Hobart están basados en las F-100 españolas, modelo que a su vez es el con el que concurre al programa de las fragatas.

El tercer destructor ha sido bautizado con el nombre de Sydney42, mientras que el primero es Hobart y el segundo, Brisbane.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Navantia asiste a la flotadura del último destructor australiano