Un nuevo accidente en el vial en obras de Chanteiro indigna a los vecinos

La Diputación reforzará la señalización en una zona con terraplenes

.

Ares

El excesivo retraso en las obras de ampliación de la carretera de Ares a Chanteiro ha acabado por indignar a los vecinos. Y es que los trabajos de mejora de la seguridad vial fueron adjudicados ya en el año 2016 pero problemas con las líneas y postes de la luz y el teléfono están eternizando los trabajos. Y el último accidente en el vial, una salida de vía registrada la semana pasada, ha reavivado la preocupación por las condiciones en las que se encuentra esta carretera, con problemas agudizados por los propios trabajos. «Estivo ocasionado por todas as deficencias da estrada ás que hai que sumar a lama acumulada debido á maquinaria necesaria para a obra e á falta de limpieza», apuntan desde la asociación de vecinos.

Representantes de la entidad vecinal se reunieron ayer con el alcalde de Ares, Julio Iglesias, que comprometió su mediación para exigir que las obras se hagan en mejores condiciones y trasladará a la Diputación las reclamaciones vecinales. «As obras comezaron en maio de 2017 e dende o principio observáronse moitas deficiencias de seguridade viaria como a sinalización deficiente e rudimentaria nas marxes da estrada, hai grandes desniveis laterais entre o asfalto e a parte ampliada, hai cortes transversais no asfalto sen mantemento...», enumeran como algunos ejemplos. También denuncian que se han retirado los espejos de dos cruces y añaden: «Se está a producir un estreitamento progresivo da estrada debido ao deterioro e rotura das marxes do asfalto, ocasionado pola maquinaria e o elevado desnivel entre a calzada e a zona de ancheamento».

El principal escollo que está ralentizando el avance de los trabajos es la lentitud en la retirada de los postes de Fenosa y Telefónica. Los vecinos describen que ahora mismo hay zonas con postes nuevos y viejos, otras con viejos sin retirar provocando terraplenes, y zonas sin servicio por lo que no disponen de alumbrado público.

Desde la Diputación de A Coruña, organismo titular del vial, reconocen que la retirada de los postes está ralentizando la obra, que en un principio debería finalizar en mayo, fecha en la que no pueden garantizar que vaya a concluir. Detallan que en estos momentos Fenosa ha retirado el 45 % de las estructuras, quedan 23 por suprimir, y han colocado 37 nuevas. El retraso es mucho mayor con Telefónica que, según las mismas fuentes solo ha retirado el 27 % y ha colocado 52 nuevos. Y la retirada de la línea aérea no va a poder finalizarse hasta que se entierre ya que dejarían a la zona sin teléfono, explican desde el organismo provincial. No obstante, recalcan que esta obra está casi terminada. Y, añaden las mismas fuentes, han remitido numerosos escritos a ambas empresas para buscar que agilicen el desarrollo, el último, del pasado 25 de enero. Añaden, igualmente, que el contacto con el gobierno local es constante e incluso, a instancias del regidor procederán a transmitirle a la empresa concesionaria de las obras que refuerce la señalización de la zona con terraplenes.

La entidad vecinal recalca que este vial también es frecuentado por vecinos de Cervás y Lubre. Reclaman un encuentro con el presidente provincial y amenazan con que endurecerán las protestas si no ven que se agiliza la situación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un nuevo accidente en el vial en obras de Chanteiro indigna a los vecinos