El portaviones descansa en Turquía: «Ya lo echamos de menos por la popa»

El capitán del remolcador, Juan Hermo, resalta lo «gratificante» de no haber tenido problemas durante el viaje


Ferrol

Ahora sí ya se puede confirmar que el viaje final del Príncipe de Asturias ha concluido. El remolcador Alice One arrastró al portaviones hasta las siete de la mañana de ayer, cuando alcanzó la costa de Aliaga, en Turquía. Cinco horas más tarde, a las doce del mediodía, el buque fue entregado a la embarcación otomana que a partir de ese momento se hizo cargo de él. Entre varias unidades lo fueron colocando hasta que finalmente quedó varado, a las tres de la tarde, en el lugar donde será desguazado en los próximos meses por la empresa Leyal Demtas, adjudicataria del buque junto a Surus Inversa.

«Ya lo echamos de menos por la popa», aseguraba a La Voz desde Turquía el capitán del Alice One, Juan Hermo, con tres décadas de experiencia en el mar unido al Grupo Ibaizabal. El boirense resumía que el periplo de 2.600 millas en total salió «según lo previsto». De hecho, cumplieron los veinte días de viaje que habían dado como cifra más probable antes de salir y que, eso sí, podrían haber sido menos de no haber sido por el mal tiempo en tres puntos concretos: Fisterra, el Estrecho de Gibraltar y Grecia. «En Fisterra, con 40 nudos (74 km/h) de viento, y en el Estrecho, con 35 (65 km/h), tuvimos mal tiempo. En Grecia sufrimos vientos huracanados y realizamos una arribada para resguardo durante 30 horas», detallaba Hermo.

«Es gratificante haber acabado sin problemas ni en el tren de remolque ni mecánicos en nuestra embarcación», concluía el capitán. Ahora el Alice One va rumbo a El Pireo, a esperar una nueva misión, y el portaviones descansa en Turquía, donde se precipitará su adiós.

El «Príncipe» que se convirtió en rana

ÁLVARO ALONSO

Sin apenas carrera militar, el portaviones se quedó obsoleto y la Armada lo sustituyó por el «Juan Carlos I»

Los lamentos, ahora que se acerca el adiós, son cada vez más entre las personas de la Marina y de Navantia que conocieron de cerca el portaviones, pero ya no hay vuelta atrás. El Príncipe de Asturias se despide este miércoles de Ferrol, adonde regresó más de tres décadas después de su nacimiento. 

¿Cuál fue la trayectoria del portaviones?

El Príncipe de Asturias fue construido en los astilleros de Bazán entre 1979 y 1982, y en 1988 se convirtió en el buque insignia de la Armada, con un presupuesto de 630 millones de euros. Desde entonces, pasó por la guerra del Golfo o el conflicto de Yugoslavia, pero su carrera militar de calado no fue más allá. Por el coste que suponía una modernización profunda, se fue quedando en el olvido, hasta que en diciembre del 2013 fue dado de baja. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El portaviones descansa en Turquía: «Ya lo echamos de menos por la popa»