Hosteleros de Ortegal llaman a la unión del sector para defenderse frente a la SGAE

La sociedad de gestión de derechos de autor niega agravios comparativos entre establecimientos y aboga por el diálogo


ORTIGUEIRA / LA VOZ

Hosteleros de la comarca de Ortegal lanzan un llamamiento de unidad en el sector para defender sus intereses frente a la Sociedad General de Autores de España (SGAE). «Contratar un abogado conjuntamente supone poco gasto», plantea Santiago Villasuso, con el propósito de asesorarse acerca de la legislación vigente. «Queremos saber cuánto tenemos que pagar y qué debemos hacer para regularizar la situación», remarca el propietario de un local en litigio con la entidad. Asegura que los datos sobre la superficie que figuran en las notificaciones de la SGAE no coinciden con la realidad (hay varios croquis diferentes), que las cartas certificadas se devolvieron porque el destinatario no se encontraba en el establecimiento y que se tomaron fotos del mismo en las que se puede identificar a los clientes.

«Vino una representante en 2015, le dimos todos los datos para firmar el contrato, quedó pendiente un trámite y no hemos vuelto a saber nada hasta ahora, que han presentado una demanda judicial», indica este hostelero. «Nunca tiven contrato con eles, ameázante, se negocias fanche unha quita e se non lévante ao xulgado», abunda Alfredo López Loureiro, muy molesto con lo que considera «unha arbitrariedade total». En su negocio no suena música de la SGAE, pero hay grupos que interpretan alguna versión de temas sí recogidos en su catálogo, reproducidos luego a través de Internet.

Los empresarios se quejan del trato «discriminatorio» y la SGAE niega agravios comparativos entre locales. «En los bares se aplican dos criterios, se mide el tipo de uso del repertorio, necesario [por ejemplo, en un pub] o secundario [un restaurante], con mucho menor coste para el segundo; y la superficie. Hace años que ya no se tiene en cuenta el número de aparatos», remarcan desde la organización. A mayores, si el negocio pertenece a alguna asociación con la que haya establecido un convenio la SGAE, se beneficia de los descuentos o bonificaciones establecidos. Insiste en que los índices de litigiosidad en Galicia son muy bajos, que en el 99 % de los casos el juzgado les da la razón y que antes de interponer una demanda agotan la vía del diálogo, dirigiéndose hasta cinco o seis veces al empresario, en un proceso que suele durar años.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Hosteleros de Ortegal llaman a la unión del sector para defenderse frente a la SGAE