Fuerza y desborde para apuntalar el costado derecho del Racing

Sergio de Paz, cedido por el Celta, será presentado este mediodía en A Malata


ferrol / La voz

El Racing de Ferrol ya ha encontrado una pieza más dentro del mercado de invierno. Aunque la noticia de las negociaciones entre los dos clubes ya se había extendido en los últimos días, ayer a primera hora de la tarde el Celta de Vigo hacía oficial la cesión de Sergio de Paz (Ferrol, 1996), que se convertía así en la segunda incorporación del conjunto que dirige Miguel Ángel Tena desde que se abrió este período de fichajes. Era una posición que el cuerpo técnico liderado por el de Almazora consideraba trascendente reforzar ya que en la plantilla sólo disponía de un hombre específico para esa posición, el madrileño Javier Velayos, pero que no ha ofrecido hasta el momento el rendimiento que Tena esperaba de él. De este modo, el Racing comenzó a buscar otra opción en ese puesto y se presentó la de un chico que ya conoce la casa, que se formó en las categorías inferiores del Galicia de Caranza y del conjunto verde y que ahora no estaba disfrutando de minutos en el filial del Celta, donde el capitán Kevin le cerraba la puerta hacia el once. De Paz tendrá ahora la ocasión de demostrar hasta el final de temporada que puede ser un hombre importante en la Segunda División B.

Su caso recuerda en parte al de Aitor Pascual, la última joya que salió de los equipos de formación del Racing y que lucha por hacerse un hueco en el Levante. Cuando Sergio de Paz aterrizó en el Celta hace cuatro temporadas y media se desplegaba por el campo en una zona muy diferente a la que en estos momentos ocupa. «Era un segundo punta y podía jugar también por los extremos. Pero su primer año fue difícil», rememora David Sierra, el hoy entrenador del Ribadumia y que dirigió a Sergio de Paz en el juvenil B del Celta de Vigo. «En las canteras grandes pasan estas cosas. Hay mucha competencia y no todo el mundo dispone de oportunidades en donde está habituado a jugar. Tenía muy buenas condiciones, pero la adaptación a esa disputa interna le llevó algo de tiempo. Por el camino, empecé a madurar la idea de retrasar su posición para aprovechar la potencia y desborde que tenía», recalca el preparador. Y así se empezó a forjar el jugador que desde hoy volverá a vestir la camiseta del Racing.

Logró notoriedad a nivel nacional con el Celta juvenil. Desde el costado, apoyado en su salida de balón y en su facilidad para cambiar el ritmo cuando se aproximaba a la línea de fondo, fue uno de los referentes de un bloque que se codeó entre los mejores de España. Sin embargo, tras el salto al Celta B aún no ha conseguido la trascendencia que mostró en el pasado. Kevin, uno de los pesos pesados del vestuario de A Madroa, es un fijo en las alineaciones de David de Dios. Y el equipo, en el mismo grupo de la Segunda B que el Racing, está completando una temporada sobresaliente. Para Sergio de Paz, el escenario parecía complejo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Fuerza y desborde para apuntalar el costado derecho del Racing