El niño ferrolano Hugo cambia el hospital por las playas de Algeciras

Disfrutó de una semana en el sur de España acompañado de sus padres y hermano

.

Ferrol

«Desconectar del hospital, del ambiente y sobre todo de la enfermedad es necesario para seguir adelante», es el objetivo de un proyecto de vacaciones que desarrolla desde hace años la asociación Por una sonrisa en Algeciras, explica la presidenta de la Asociación Gallega de Trasplantados de Médula Ósea (Asotrame), Cristina Piñeiro. Desde la entidad «hemos puesto todo nuestro esfuerzo para que los pequeños pudieran disfrutar unos días de playa y sol», destacó Piñeiro. Gracias a un convenio con Por+Vida sufragaron el viaje para participar en estas vacaciones a dos niños gallegos enfermos, Hadrián, de Malpica, y el ferrolano Hugo García.

Hugo, de 9 años, el protagonista de este viaje, pudo pasar así cinco días en la playa de Algeciras con su madre Patricia Seoane, su hermano Iago, y alrededor de medio centenar de familias con pequeños enfermos de cáncer. «Fui a la piscina y a la playa, donde montamos en kayak; jugamos al fútbol; fuimos a cuentacuentos; a ver la Guardia Civil y nos enseñaron los perros, las motos, los coches, el armamento... nos vinieron a ver los dibujos de la Patrulla canina, Spiderman, Capitán América y Iron Man», recuerda emocionado Hugo. Los pequeños disfrutaron también del hombre más fuerte de España, El Porruo, que arrastra camiones; y el subcampeón de trial bici que les hizo una exhibición, igual que el grupo Vespa Tous que también les ofrecieron una exhibición. Lo que más le gusto: «La exhibición de la bici, me gustaría aprender», señaló Hugo.

Uno de los objetivos de este proyecto es que tanto los niños que padecen la enfermedad como sus hermanos puedan disfrutar de las mismas actividades de ocio, deportes y juegos al aire libre.

Pero también hubo espacio para el descanso y relax de las familias. «Había todos los días yoga, hubo un día de masajes y vino un día una peluquería. Es importante también que las familias podamos desconectar, relajarnos y descansar», recuerda Patricia «Fue increíble, para repetir», reconoce la familia.

A la playa con protección

El verano lo afrontan con la intención de pasarlo lo mejor posible. «Él puede ir algún día a la playa a partir de las siete de la tarde con unos cuidados importantes, con mucha protección y con camiseta. Hay que tener mucho cuidado con el sol porque aún sigue con la quimioterapia. Pero aquí gracias a dios tampoco es que tengamos unos veranos muy espléndidos, y él es un niño, juega y se divierte como todos los demás, se cansa más de lo normal, pero no puedes encerrarlo en casa en una burbuja», explica la madre de Hugo.

En junio se cumplió un año desde que le detectaron la leucemia y su familia lucha porque el pequeño pueda llevar una vida lo más normal posible. Patricia quiso agradecer a Asotrame toda su ayuda y colaboración, especialmente a Cristina, por todo el apoyo a la familia.

Hugo participa ahora además en otro proyecto de Asotrame, unos talleres de pintura y dibujo que imparte la voluntaria Laura Molero, licenciada en Bellas Artes, en los que quieren elaborar al final del verano un cuento que repartir a los niños hospitalizados.

Votación
5 votos
Comentarios

El niño ferrolano Hugo cambia el hospital por las playas de Algeciras