Cuando el Racing tuteó al Real Madrid

«Plantamos cara a un equipazo como el Madrid», recuerda Arturo Otero, que hilvana el recuerdo de aquel partido de hace 40 años con José Ramón Arteche

Santiago Bernabéu, durante los saludos en presencia de Arturo Otero, el capitán del Racing de Ferrol
Santiago Bernabéu, durante los saludos en presencia de Arturo Otero, el capitán del Racing de Ferrol

FERROL

No hubo clase en varios colegios, el entorno del Estadio Manuel Rivera se colapsó con cuatro mil coches y el atasco duró hasta dos horas después del partido. Porque la llegada a O Inferniño de los últimos vestigios del Real Madrid Yé-yé, el de Amancio, todavía con parte del equipo que había ganado la sexta Copa de Europa, se convirtió en un acontecimiento que excedió la pasión por el fútbol. Estos días se cumplen cuarenta años de aquella visita del 11 de febrero de 1976, en la última Copa del Generalísimo. El testimonio de José Ramón Arteche y Arturo Otero, titulares con el Racing en aquel partido, contribuye a reconstruir el encuentro.

Insignia para Bernabéu

El equipo verde había eliminado justo antes al Atlético Madrileño y se enfrentaba en dieciseisavos de final con el vigente campeón de Liga y Copa. La crónica de Lestón en La Voz de Galicia recoge como el partido tuvo un «largo prolegómeno durante el cual intervino la Banda de Granaderos». Al presidente del Real Madrid, Santiago Bernabéu, le impuso la insignia de oro y brillantes del Racing su homólogo, Ramón Sánchez Dopico. E hizo el saque de honor José Amenedos, campeón de España de remo en skiff.

Se levantó una grada supletoria en la zona del viejo marcador del Manuel Rivera y el partido se siguió desde balcones y el mítico Palco das Ánimas. El Racing jugó aquel día con Crespillo; Bastida, Arturo, Aurre; Collazo II, Rivera; Corral, Arteche, Juan Carlos, Marcelo y Miguel. Y en el Real Madrid, pese a algunas ausencias, lucían nombres importantes: Miguel Ángel; Uría, Sol, Rubiñán; Touriño (José Luis, min 8), Del Bosque; Amancio, Velázquez, Roberto Martínez, Vitoria y Sánchez Barrios.

Un campo trampa

Aquel día de febrero, el campo estaba como tantas tardes de invierno, y se volvió pesado y resbaladizo. «Cuando llovía, a esas alturas de temporada, nunca estaba bien, sino blando, y con algún charco. Ellos no estaban acostumbrados a jugar así. Nosotros plantamos cara a un equipazo como el Madrid. Nos ganó porque resolvió mejor alguna situación de gol, pero dimos la cara con un partido completísimo», recuerda Arturo, que se emparejó con Roberto Martínez. «Estaban Amancio, Velázquez y toda esa gente. Pero en nuestro campo, en esas condiciones, a la gente le resultaba muy difícil jugar. Y nosotros éramos fortísimos porque lo teníamos muy trillado», recuerda el capitán de esa época.

Duelo Arteche-Del Bosque

José Ramón Arteche se emparejó con Del Bosque. «Un jugadorazo. Recuerdo que en la zona del córner intentó hacer un yo-yo, subiendo la pelota por detrás. Pero yo ya conocía esa jugada, rectifiqué y me hice con el balón. Parecía lento, pero tenía una zancada impresionante y ocupaba una zona muy amplia del campo. Gracias a su estatura manejaba también el juego aéreo. Y luego era un hombre muy noble», recuerda Arteche.

En un primer tiempo parejo, con el Racing muy motivado, Roberto Martínez cabeceó el 0-1 a los 22 minutos. Amancio (según la crónica de La Voz, «pese a sus años, continúa siendo el gran jugador de siempre y la gran pesadilla de los contrarios») pasó a Velázquez en la jugada del 0-2 a la media hora.

«El Racing no fue en ningún momento un enemigo fácil para el Madrid, ni mucho menos la víctima propiciatoria que algunos habían anticipado», recogió este periódico. Y en el segundo tiempo llegó el 1-2 en una buena jugada de Corral. «En las puntuaciones, el portero, Miguel Ángel, tuvo una de las mejores notas porque fue de los mejores», recuerda Arteche.

«Si llegamos a haber ganado, tampoco pasaba nada. No había esa superioridad técnica porque el campo no lo dejaba. En Madrid perdimos 4-1 porque eran un equipo fuerte y bueno no tuvimos opción», diferencia Arturo.

Récord en taquilla, tres «kilos»

El espectáculo lo vieron unas 15.000 personas, que dejaron tres millones y medio de pesetas de la época (con un valor infinitamente superior a los 21.000 euros a por los que se traducen hoy). Batió «todos los récords de recaudación» en Ferrol, casi doblando el anterior registro por una visita del Deportivo 1,8 millones.

«Estoy muy satisfecho del comportamiento de los chicos, aunque no pueda decir lo mismo del resultado. Creo que hicimos méritos para obtener algo mejor. Nuestro primer tiempo fue muy bueno», indicó el entrenador, Julio Martialay. «Creo que un empate a dos daría la verdadera medida de las oportunidades. El Racing no ha merecido perder», razonó el técnico madrileño, que tiró de lógica para explicar el 1-2 pese a los méritos parejos: «El contrario era el Madrid y aquí sucede como en la lotería, que pocas veces les toca a los pobres y muchas más a los que ya tienen dinero porque pueden gastar más en adquirirla».

Desde el banquillo contrario, Miljan Miljanic llegó a la sala de prensa repartiendo elogios, entre la condescendencia y la caballerosidad que se asociaba al Madrid de la época: «Quiero que recojan ustedes la impresión inmejorable que me he llevado de este público que acogió al Madrid con toda simpatía y supo ayudar a su equipo en los momentos que lo merecía o lo necesitaba».

La ciudad, paralizada

«Para la afición era tremendo. Fue una fiesta del fútbol para Ferrol. Al margen de partidos con el Celta y el Deportivo, hubo dos que se jugaron en la ciudad y tuvieron una enorme trascendencia: El de la Copa contra el Madrid y otro contra el Valencia en el que nos jugábamos el pase a la semifinal de 1970», recuerda Arturo, con nostalgia de una época en la que el fútbol «tiraba más en Ferrol».

«Para la ciudad fue algo muy grande. Hasta los colegios dieron el día libre para que los niños fueran al fútbol. Se registró un lleno impresionante. Algo inolvidable», concluye Arteche.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Cuando el Racing tuteó al Real Madrid