Finaliza el aislamiento del buque cisterna «Granato»

C. López / A. Vellón FERROL

FERROL

Los expertos sanitarios aún están dentro del barco, que ya está libre de medidas preventivas y puede abandonar el puerto de Ferrol

03 ago 2015 . Actualizado a las 18:51 h.

El buque cisterna Granato, que había sido aislado en la ría de Ares tras la muerte del cocinero de a bordo, ya puede abandonar el puerto de Ferrol. Tras una inspección realizada por técnicos de Sanidad Exterior han sido levantadas las medidas preventivas que pesaban sobre el barco, que esta mañana había arribado a Caneliñas en medio de una fuerte presencia de la Guardia Civil para custodiarlo.  

Según informa la Subdelegación del Gobierno, ninguno de los 14 tripulantes del buque presenta signos clínicos de enfermedad. En cuanto a las muestras del cadáver recogidas por los forenses, su análisis correrá a cargo del Instituto Toxicológico de Madrid para confirmar las causas de la muerte, que, en principio, fueron por una infección pulmonar a causa de un virus.

El Granato, de bandera italiana, permaneció fondeado en la ría de Ares desde primeras horas de la noche del sábado hasta esta mañana y la vida de los 14 tripulantes que están a bordo -eran 15 con el fallecido- parece discurrir con normalidad, puesto que no han requerido la presencia de servicios sanitarios y tampoco tienen necesidad de víveres.