La Armada asigna al «Patiño» una misión antiterrorista con la Alianza Atlántica

La Marina prevé que el barco zarpe ya el sábado hacia aguas del Mediterráneo


ferrol / la voz

El buque de aprovisionamiento en combate (BAC) Patiño será la primera de las unidades de gran porte de la Marina con base en Ferrol que aborde este año una misión internacional.

La Armada tiene programado que el barco salga este sábado, si no se producen contratiempos, con rumbo al Mediterráneo para contribuir al cumplimiento de los compromisos del Gobierno de España en la lucha contra el terrorismo por parte de la Alianza Atlántica.

El Patiño se incorporará, conjuntamente con una de las fragatas con base en Rota, en la operación Active Endeavour en aguas del Mediterráneo. El período estimado de permanencia del barco fuera del Arsenal está fijado en algo más de un mes, de modo que retornará a la urbe naval a comienzos de marzo.

El trabajo de las unidades locales, tanto buques de aprovisionamiento en combate como fragatas F-100, con este dispositivo continuará, como es habitual, a lo largo del ejercicio. Normalmente estas incorporaciones se producen por un espacio de tiempo de entre tres semanas y un mes. Es la fórmula elegida por la OTAN, la contribución mediante este modelo de las naciones aliadas, para tener permanentemente actividad una misión que se puso en marcha a raíz de los atentados del 11-S y que continúa en vigor, aunque sus objetivos han evolucionado a lo largo del tiempo.

Tal y como señala la propia OTAN la experiencia acumulada es «relevante para la labor internacional de lucha contra el terrorismo y, en particular, la proliferación y el tráfico ilícito de armas de destrucción masiva, así como una mayor cooperación con países no pertenecientes a la OTAN y las agencias civiles».

Aprovisionamiento

Como buque de aprovisionamiento en combate, la labor del Patiño consistirá, fundamentalmente, en proporcionar apoyo logístico -víveres, munición, asistencia sanitaria o combustible- a las unidades con las que navegue, de modo que ese respaldo permita que estén mucho más tiempo en el mar, sin necesidad de tocar puerto. Por otro lado, el buque ferrolano también realizará las habituales labores de control de mercantes y buques que puedan considerarse sospechosos llegando, en caso de ser necesario, a realizar abordajes, tanto consentidos como no consentidos.

Con una dotación aproximada de 160 personas, el barco tiene un diseño, desarrollado en cooperación con la Marina Real Holandesa, que contempla la capacidad de apoyar a un grupo de combate (un portaviones, cinco fragatas y veinte aeronaves embarcadas) durante un período continuado de 21 días.

Tal y como estaba programado, por otra parte, el otro buque de apoyo logístico con base en Ferrol, el Cantabria, entró ayer de nuevo en el Arsenal después de haber realizado una primera fase de su calificación operativa en aguas del sur del país.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

La Armada asigna al «Patiño» una misión antiterrorista con la Alianza Atlántica