Inquietud en el sector maderero por la marcha de las pasteras lusas

Los productores de las comarcas de Ortegal y Ferrolterra temen el impacto del «práctico monopolio» de Ence en los precios, «que xa van ao límite»

En la fotografía, una carga de madera en la zona que va entre Cedeira y San Andrés.
En la fotografía, una carga de madera en la zona que va entre Cedeira y San Andrés.

ortigueira / la voz

El panorama del sector maderero de las comarcas de Ortegal y Ferrolterra se ha ensombrecido por el reajuste producido en la Península, a raíz del cierre de la planta de Ence en Huelva y el abandono de las pasteras lusas del mercado gallego. Los productores de estas dos zonas, agrupados, junto a los de Mariña, en la federación Promagal, temen el impacto del «práctico monopolio» de Ence en los precios, «que xa van ao límite», alertan, por la rebaja de 3,5 euros aplicada por esta empresa y las lusas Portucel y Celvi desde Semana Santa.

La marcha de las celulosas portuguesas se traduce, en la práctica, «en un reparto de Galicia, el sur y el atlántico para Ence Pontevedra, y el norte para Ence Navia», explica Óscar Piñón, secretario de Promagal. A mayores, asegura que los puertos de Celeiro y Burela «no se pueden usar para mandar madera a Portugal (Celvi y Portucel han rescindido los contratos con ambos muelles); solo quedan los de Ferrol y A Coruña. Los camiones tampoco van a poder entrar de Galicia con madera hacia Portugal».

«No hay posibilidad de revertir esta situación y el peor parado es el propietario; la empresa acabará comprando la madera, en quien más repercute es en el productor, aunque también puede llegar un momento en que se canse... Pero la situación económica que vivimos...», sostiene el también presidente de la asociación de productores de Ortigueira, Promaorti. Desde Promagal reclaman «algún mecanismo» por parte de la administración para «evitar» esta situación de «práctico monopolio», que deja al sector «sin margen de maniobra». Y solicitan medidas por parte de la Unión Europea al tratarse de un asunto que afecta a dos países comunitarios, «para garantizar la competencia».

Desde la rebaja de 3,5 euros en el precio de la madera de eucalipto, varias asociaciones de productores de Ortegal recomiendan a sus socios no vender, «salvo nos casos nos que non quede máis remedio, como vía de escape, pola situación das economías familiares, que en moitos casos dependen do forestal», coinciden representantes de diversos colectivos. Los precios que se manejan en la actualidad para madera con certificado FSC rondan los 29 euros por tonelada, con cáscara, y los 35, pelada. Las asociaciones temen una nueva caída.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Inquietud en el sector maderero por la marcha de las pasteras lusas