La potenciación de Fene o la asignatura pendiente de la última década

la voz

Los últimos diez años de trayectoria del astillero de Fene han estado marcados por la infrautilización de sus instalaciones. Su inclusión en Navantia con un veto que le impedía acceder a la construcción naval convencional, le relegó a un papel auxiliar de la factoría ferrolana. En esta década anterior, llegó a generar ocupación para mil personas, unas 600 de la industria auxiliar, pero únicamente fabricando módulos para los buques que se ensamblaban en Ferrol. Por ello, la potenciación de la factoría ha sido la asignatura pendiente desde el 2005.

¿Qué propuestas se han realizado para revitalizar la antigua Astano?

En el 2006, Barreras presentó una propuesta a la SEPI para adquirir parte de las instalaciones del astillero, que fue rechazada tanto por el dueño de la factoría como por los representantes de los trabajadores. Sin embargo, la corporación pública anunció que buscaría proyectos energéticos para las instalaciones de la antigua Imenosa, que también continúan sin uso desde hace casi una década. Pese a que sonaron entonces nombres de importantes compañías, como Gamesa, finalmente no cuajó ninguna propuesta.

¿Es la primera vez que Gestamp tiene interés en la factoría?

No. En verano del 2011, la cúpula de la firma Gonvarri Steel Industries -hoy GRI Renovables- , se desplazó a Ferrol acompañado del entonces consejero delegado de la compañía, Jon Riberas, para abordar las posibilidades de alianzas conjuntas en el sector eólico y para visitar la fábrica de Turbinas y las instalaciones de la antigua Imenosa. Sin embargo, tras aquel acercamiento, el proyecto se quedó encima de la mesa.

¿Por qué son atractivas las instalaciones de Fene para la multinacional?

La factoría tiene 800.000 metros cuadrados de superficie y cuenta con amplias instalaciones, necesarias para la fabricación y el almacenaje de los componentes para la eólica marina. Como ejemplo, citar que cada jacket -plataformas sobre las que asientan los molinillos en la mar- pesan 700 kilos, por lo que precisan de potentes medios de elevación y para su manipulación. Además, ofrece acceso directo al mar para dar salida a los componentes hacia los parques.

¿Cuáles eran los planes del Gobierno para la factoría ?

Después de excluirlo de la fabricación del único buque en fabricación, el barco flotel para Pemex, el Ejecutivo central mantuvo el silencio sobre las posibilidades de ocupación para el astillero. No obstante, anunció que con la caída del veto a la construcción civil, el próximo 31 de diciembre, se abrirían nuevas posibilidades tanto en el sector civil como en el militar y también en otros segmentos, como el off-shore -la fabricación de plataformas marinas- y la eólica marina.

¿Es el de Gestamp la única obra prevista para la factoría?

No. Iberdrola anunció hace escasas semanas que esperaba que en cuestión de pocos días se firmase el acuerdo para la fabricación en Navantia Fene de 29 jackets para su obra de eólica marina Wikinger, en Alemania. Por ahora sigue sin rubricarse. En el sector se da por hecho que el proyecto de Gestamp no colisionaría con el de Iberdrola, e incluso que podrían complementarse. La multinacional y la eléctrica vascas podrían incluso haber trabajado juntas en algún proyecto energético. También está a las puertas la aprobación de la orden de ejecución del Buque de Acción Marítima, que podría generar trabajo para el astillero.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La potenciación de Fene o la asignatura pendiente de la última década