El auge crucerístico, lejos aún de su techo

Andrés Vellón Graña
andrés vellón FERROL / LA VOZ

FERROL

DEL «ADONIA» AL «AIDASTELLA». Los cruceristas del «Adonia» -en la fotografía, dos de los pasajeros- visitaron ayer Ferrol. Fueron unas 1.100 personas entre pasajeros y tripulación. Hoy habrá, si no se producen imprevistos, otro atraque. Será el «Aidastella», que ya ha estado en otras ocasiones en la ciudad durante este ejercicio, con un total de 3.000 personas.
DEL «ADONIA» AL «AIDASTELLA». Los cruceristas del «Adonia» -en la fotografía, dos de los pasajeros- visitaron ayer Ferrol. Fueron unas 1.100 personas entre pasajeros y tripulación. Hoy habrá, si no se producen imprevistos, otro atraque. Será el «Aidastella», que ya ha estado en otras ocasiones en la ciudad durante este ejercicio, con un total de 3.000 personas. josé pardo< / span> < / span>

El Puerto pretende estabilizar a medio plazo cuarenta escalas de pasaje al año

04 sep 2014 . Actualizado a las 14:11 h.

Ferrol tuvo ayer cruceristas, los del Adonia, y los tendrá también hoy, los del Aidastella. Entre pasajeros y tripulaciones, en dos jornadas, unas 4.100 personas. Una estampa hace poco impensable y ahora habitual que tendrá continuidad. Un mercado que está aún lejos de conocer su techo.

¿De qué situación parte Ferrol en este negocio?

De una tradición nula hace escasos ejercicios. El muelle no recibía ni un solo crucero durante el año. Poco a poco fue llegando el goteo de los primeros grandes buques de pasaje. El mercado se fue consolidando, ampliándose y, fruto de las gestiones de la Autoridad Portuaria Ferrol-San Cibrao, este año se alcanzarán las 26 escalas. Un hito. Para el próximo se anuncian por parte de las navieras diecisiete.

¿Cuál es el objetivo?

A medio plazo, alcanzar las cuarenta escalas anuales. Aunque otros puertos gallegos, como A Coruña y Vigo, tienen muchos más atraques, si Ferrol lograse esta cantidad sería todo un éxito.

¿Con qué fortalezas cuenta el destino?

Con muchas. La primera es que es novedoso. Desconocido, hasta hace bien poco, lo que supone un reclamo. También, claro, juegan a su favor atractivos como la historia militar de la urbe, la de sus astilleros, la traza de A Magdalena, su arquitectura, el Museo Naval... Muchos, en definitiva, difíciles de encontrar como conjunto en otros lugares. Próximos también hay ganchos peculiares como As Fragas do Eume o San Andrés de Teixido, por poner algunos ejemplos, que las navieras pueden ofertar como excursiones cercanas. También el cuidado con el que se trata cada atraque por parte del Puerto que, con la colaboración del Concello, trata de mimar al pasaje de cada buque. Servicio gratuito de autobuses al centro; planos y mapas comerciales; bailes y gaitas para la salida del muelle; salvas de fogueo desde el castillo de San Felipe...

¿Sus debilidades?

La principal, hasta el momento, es el desconocimiento por parte de las grandes navieras y la falta de tradición. Esto, sin embargo, se está paliando, ya que cada vez llegan más buques de pasaje y son más las compañías marítimas que incluyen la urbe en sus rutas. Ahora lo más importante -de esa necesidad ya son conscientes las diferentes administraciones- sería la creación de una terminal específica para el atraque de los cruceros, infraestructura de la que se carece, por lo que los buques de pasaje tienen que amarrar en instalaciones de carga y descarga de mercancías. También es necesario que la Autoridad Portuaria continúe con su hasta el momento exitosa política comercial en este terreno.

¿Hay un marco propicio para seguir creciendo?

Sí. España es un destino que continúa de moda en el mercado de los cruceros. Tal y como se ha informado desde el organismo Puertos del Estado, el conjunto de las dársenas estatales recibieron 3,2 millones de cruceristas en el primer semestre de este ejercicio, se trata de un 3,7 % más que en la misma franja del pasado año. Los destinos preferidos son los mediterráneos. Pero los atlánticos, como Ferrol, ganan cada vez más adeptos.

¿Cuál es el panorama más inmediato?

Un pico histórico entre este mes y el que viene. En apenas sesenta jornadas Ferrol recibirá una decena de cruceros.

análisis el turismo marítimo