Los astilleros avanzan puestos en el nuevo mercado de la eólica marina

la voz

Navantia se adentró hace tres años en la senda de la eólica marina, un negocio que está creciendo en Europa y donde se prevé que, en la próxima década, se desarrollen en proyectos por valor de 150.000 millones de euros. Se trata de un mercado reciente, ya que hasta ahora las empresas energéticas se habían lanzado a promover parques en tierra, por lo que por el momento solo un reducido grupo de astilleros está posicionándose en este sector. Las factorías públicas españolas dieron esta semana un salto cualitativo en este mercado, al ser seleccionadas por Iberdrola como suministradores preferentes para el diseño de algunos componentes.

¿Con qué astilleros se mide Navantia en este mercado?

Principalmente, las factorías que están desarrollando productos y fabricando algunos componentes son danesas, inglesas y belgas, aunque también los coreanos de Samsung y el alemán Nordic Yard están haciendo incursiones.

¿Cuáles son las fortalezas de las plantas públicas?

La unidad de energía eólica marina de Navantia integra a los astilleros de Fene y Puerto Real y a las oficinas centrales de Madrid. La empresa ha elegido estas dos factorías debido a la gran capacidad de almacenamiento de la que disponen y a las extensas superficies con las que cuentan, además de tener gigantescas grúas pórtico para el movimiento de los componentes, de gran tamaño. Los dos astilleros tienen una salida al mar idónea para el embarque de las piezas, tanto de las plataformas como de las subestaciones eléctricas.

¿En dónde se sitúan los parques marinos?

Principalmente en el Mar del Norte, en donde se han aprobado distintos proyectos, incluidos el Wikinger, liderado por Iberdrola, y también en Escocia. Son aguas poco profundas, a diferencia de lo que sucede en gran parte de las costas españolas, por lo que las hace idóneas para la instalación de los aerogeneradores marinos.

¿Cuál es el alcance de la obra que promueve Iberdrola?

La eléctrica vasca prevé invertir 1.600 millones de euros en aguas alemanas, en donde instalará 80 aerogeneradores. Será el parque más grande del mundo instalado en aguas de más de 40 metros de profundidad, con 400 megavatios de potencia. Las primeras previsiones que manejaba Iberdrola es que comenzase a funcionar en el 2016.

¿Cómo será la participación de Navantia?

Iberdrola ha seleccionado a Navantia como suministrador preferente y le ha encargado el diseño de 29 jackets, las plataformas sobre las que se asientan los molinillos. Queda, así, situada en buena posición ante la adjudicación de la fabricación de los componentes, lo que está previsto que suceda el próximo otoño. No obstante, otras empresas aspiran también a hacerse con ese encargo. Navantia peleará también por la fabricación de dos subestaciones eléctricas. Las plataformas y estas instalaciones podrían generar dos millones de horas de trabajo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Los astilleros avanzan puestos en el nuevo mercado de la eólica marina