La F-105, con base en Ferrol, mejora su operatividad aérea

FERROL

Una unidad de Estados Unidos abasteció la fragata de combustible

30 abr 2014 . Actualizado a las 14:04 h.

La fragata F-105, con base en Ferrol, continúa con su labor como buque insignia de la OTAN contra la piratería al frente de la flota permanente SNMG-2. Desde el buque narran como «el 24 de abril, dejamos por la popa el muelle comercial de Port Victoria en las islas Seychelles y ponemos rumbo hacia la cuenca de Somalia para continuar con nuestras patrullas de vigilancia de superficie. Después de unos días de descanso en puerto, poco a poco volvemos a la normalidad en nuestra vida diaria en la mar, con nuestros adiestramientos por vigilancias, ejercicios de zafarrancho de combate, gimnasio, etc.».

Durante la jornada siguiente el personal de la unidad aérea embarcada (UNAEMB), tuvo la oportunidad de adiestrarse en un ejercicio de tiro de armas portátiles desde la cubierta de vuelo. Este personal dentro de unos pocos días tiene previsto ser relevado en Yibuti por una nueva unidad aérea embarcada (UNAEMB) y volver a España después de haber cumplido con éxito su misión durante más de dos meses a bordo.

El 26 de abril, «después de varios días sin tener operaciones aéreas por haber estado el personal de la UNAEMB realizando mantenimientos correspondientes a la fase Alfa, volvemos a escuchar por los altavoces del buque la orden de «zafarrancho de vuelo» para alistar al personal del trozo de vuelo. El objeto de alistar este personal es poder comenzar en la cubierta de vuelo las pruebas de nuestro helicóptero que certifique que se encuentra completamente operativo».