El enfermero de los mómaros

Xulio Tenreiro creó y prepara cada año los gigantes y cabezóns que alegrarán las cinco jornadas festivas que comienzan hoy en Pontedeume


En el año 1991 Xulio y Juancho Tenreiro elaboraron los mómaros y cabezóns que cada año desde entonces salen a bailar durante los cinco días de las Festa das Peras. «Juancho murió el año pasado, poco antes de las fiestas, así que ahora me toca a mí solo prepararlos», explica Xulio que comparte apellido con el otro creador de estas figuras, pero aclara que no son familia. «Éramos de la misma pandilla y estábamos siempre pendientes de las fiestas, hasta que después de hacer un curso pedimos los materiales a Valencia para hacer los mómaros tal y como se hacen las fallas», explica.

Xulio pasa cada año una semana de intenso trabajo para poner en forma a unos muñecos de cartón piedra que a veces acusan los inviernos: «A veces me los traigo al bar -regenta el local Futbolín- para terminar el trabajo a tiempo», reconoce.

Y explica que estas piezas son una tradición que conecta con el privilegio que algunas localidades tenían de tener gigantes y cabezudos. Xulio no cobra nada por ejercer cada año de enfermero y tampoco quiere. Cree que es otro privilegio.

Xulio Tenreiro, ayer, con los mómaros que cada año restaura. FOTO

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

El enfermero de los mómaros