La crisis del naval deja a Nervión sin ocupación en el sector de la ría

La firma acaba de despedir a 25 operarios por el fin del bloque australiano

El astillero de Fene se quedará sin tarea en apenas unos días.
El astillero de Fene se quedará sin tarea en apenas unos días.

ferrol / la voz

La crisis de ocupación por la que atraviesan los astilleros de la ría no deja de pasarle factura a las compañías auxiliares que funcionan en la comarca. Algunas, como Tecnymo o Elecnaval, no han logrado remontar la falta de pedidos y han acabado por cerrar sus puertas, mientras que otras aplican expedientes de regulación temporal de empleo para intentar salvar la situación a la expectativa de que se firmen nuevos encargos.

Nervión, una de las compañías de referencia en el gremio de aceros en los astilleros, ha ido, como el resto de las principales firmas, adelgazando paulatinamente su plantilla hasta dejarla reducida al mínimo, y si no se produce un cambio en la situación, se verá abocado de inmediato a abandonar el sector en la ría. La empresa, que llegó a tener 400 operarios en los astilleros en los momentos álgidos de actividad, solo se ocupaba en estos momentos de la fabricación del bloque para un destructor australiano que se estaba llevando a cabo en Navantia Fene. La sección se entregará previsiblemente antes de que finalice el mes y cuando llegue ese momento, los escasos operarios que tiene en la factoría se quedarán sin ocupación alguna. De hecho, la caída en la actividad ha llevado a la empresa a despedir el pasado viernes a unos 25 operarios de la treintena que aún quedaba en la factoría.

Aunque además tenía presencia en las obras del departamento de Reparaciones de la antigua Astano, el trabajo en este área también se ha reducido considerablemente. Debido a un conflicto laboral protagonizado por Nervión en la antigua Bazán, la empresa no ha vuelto a trabajar en esta factoría, por lo que el agotamiento de la ocupación en Fene supone el fin de la actividad de la compañía en el naval de la ría.

Varias décadas

Nervión llegó a ser la principal compañía de aceros de los astilleros locales, con décadas de presencia en las factorías.

El fin del bloque para los destructores australianos que se fabrican en el país con diseño de las F-100 españolas también implica el agotamiento de la carga de trabajo para el astillero de Perlío, cuya plantilla regresará de las vacaciones estivales sin tener tarea. Solo un reducido grupo de operarios se están ocupando de la remodelación de la cama de acero que protegió al Canberra en su viaje al país, en donde fue completado, a bordo de una plataforma especial. Ahora, esa misma cama será reformada para el viaje que emprenderá el Adelaide a las Antípodas a finales de año.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La crisis del naval deja a Nervión sin ocupación en el sector de la ría