Padres de Vilaboa protestan por el cierre de la escuela unitaria

Carla Elías Martínez
carla elías VALDOVIÑO / LA VOZ

FERROL

Los familiares critican que la Xunta ha trasladado la matrícula de los niños al colegio de Valdoviño sin consultárselo

30 jun 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Por sorpresa les ha pillado a los padres de los alumnos de la escuela unitaria de la parroquia de Vilaboa, perteneciente al Colegio Rural Agrupado de Valdoviño, el anuncio del cierre del centro para el próximo curso. Seis niños de entre 3 y 8 años ya habían formalizado su matrícula, y el centro estaba a la espera, además, de otra posible incorporación.

Ahora, explican los padres, la Xunta ha trasladado la matrícula de los niños sin previo aviso ni su consentimiento a la escuela unitaria de la parroquia de Valdoviño. «De golpe e porrazo dinos que pechan a escola e que temos que levar os nenos a Valdoviño. E por exemplo, hai unha familia que lles é más cómodo levalo a San Sadurniño, pero non lles consultaron nada», explican las familias.

Los afectados denuncian que la Xunta ha tomado esta decisión de forma improvisada ya que al finalizar el curso la profesora de la escuela tuvo que recoger todo el centro que está previsto que sea objeto de unas obras de reparación gracias a una ayuda ya aprobada de 70.000 euros de la Diputación provincial. «Cando estaba activo non arreglaron nada, e cando vano arreglar, o pechan. ¡Non entendemos nada», critican.