El naval cifra en 4.500 los empleos destruidos por su crisis

Beatriz García Couce
beatriz couce FERROL / LA VOZ

FERROL

ANGEL MANSO

Los trabajadores exigen a los políticos que actúen para frenar la sangría

22 ene 2013 . Actualizado a las 13:33 h.

El naval ferrolano cifra en 4.500 los empleos con los que ha arrasado la crisis del sector en poco más de un año. Solo en las compañías auxiliares que trabajan en los astilleros públicos hoy entran diariamente 1.815 trabajadores menos de los que lo hacían en septiembre del 2011. En este tiempo, las plantas de Navantia Fene-Ferrol entregaron dos barcos y botaron un tercero, el Adelaide, el único que queda en fabricación en las instalaciones de la antigua Bazán y aunque el censo de empresas continúa siendo similar al que existía antes de que comenzase a decaer la ocupación, con unas ochenta firmas, algunas lo hacen únicamente con unos pocos operarios.

Para continuar con su denuncia pública sobre los efectos que está teniendo la falta de trabajo de los astilleros en la comarca ferrolana, los representantes de la plantilla sustituyeron ayer el cartel que en la puerta de la factoría ferrolana cuantifica el número de empleados despedidos de las subcontratas, que han pasado de 955 a 1.815. Son operarios de todo tipo de gremios, aunque los de aceros y algunos servicios son los que se están llevando la peor parte. No obstante, los sindicatos sostienen que, por cada empleo directo, el naval sostiene otros dos o 2,5 indirectos y por ello cuantifican en 4.500 los puestos destruidos por su falta de ocupación.

«Non se pode permitir»

«Esta comarca non pode permitir semellante tasa de destrucción de emprego, lles corresponde aos políticos tomar cartas no asunto e recordamos que dende hai tempo pedimos a financiación para a construcción dun dique flotante, un artefacto que xeraría emprego», afirmó José Blanco, secretario del comité de empresa. En la fase de construcción de la infraestructura, esta generaría ocupación para unos 900 trabajadores al año durante dos años y, una vez que entrase en funcionamiento, posibilitaría la creación de otros 500 puestos.