Llegan las primeras lluvias tras el incendio en las fragas do Eume

Grupos ecologistas advierten del riesgo de contaminación por el arrastre de cenizas al cauce

Comienza a llover en las fragas do Eume Técnicos de la Xunta y antiincendios permanecen en el parque natural en tareas de evaluación y extinción del fuego

Ferrol

Llueve sobre el suelo quemado de las fragas do Eume. Las primeras precipitaciones débiles humedecen desde las últimas horas la zona devastada por el gran incendio iniciado el pasado sábado.

Según han confirmado fuentes de la Xunta, el fuego está controlado pero no extinguido, por lo que los efectivos antiincendios permanecen en el área del parque natural «refrescando» el suelo en focos puntuales. De hecho, todavía hay zonas humeantes que, si bien no presentan riesgo de que los rescoldos se reaviven, requieren la actuación de los técnicos.

Un helicóptero de la Guardia Civil sobrevuela la zona y patrullas del Seprona peinan las áreas afectadas, al igual que los operativos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que esta mañana realizaban tareas de extinción en los montes de Teixido.

Lluvias y cenizas

De producirse precipitaciones fuertes, el desastre medioambiental podría agravarse por los sedimentos arrastrados que dejarían el suelo desprotegido y contaminarían el cauce y la desembocadura del río Eume. Lo advierten los colectivos ecologistas y expertos consultados al respecto que, no obstante, sugieren soluciones a corto plazo para evitar los procesos erosivos tras el incendio. Miguel Anxo Abraira, de la plataforma en Defensa das Fragas do Eume, constituida el pasado lunes a raíz del incendio, ha asegurado en declaraciones a Radio Voz que la situación «é unha calamidade» y urge medidas para «paliar as consecuencias do lume». Desde la asociación que representa, a la que, asegura, ya se han afiliado 700 personas, proponen acciones como la instalación de muros de contención o balizas fluviales para evitar que las cenizas lleguen a la ría y afecten también al banco marisquero.

«A catástrofe non rematou», continúa Abraira, que apunta que la plataforma aboga por una mejor gestión del parque, y se tenga en cuenta la opinión de los vecinos propietarios.

Desde el colectivo de ecologistas en la Xunta do Consello do Parque Natural das Fragas do Eume, representado por Mónica Harto, advierte igualmente del riesgo que supondría que los residuos arrastrados por la lluvia acabasen en la desembocadura del Eume. Causarían, a la postre, problemas para el marisqueo y, en el monte, la proliferación de eucalipto, así como una pérdida de fertilidad del suelo.

No obstante, ya se plantean medidas como la siembra de trigo para contener la masa u otras acciones que pasarían por la prohibición de talas, ya que un árbol afectado por el fuego frenaría igualmente la deforestación más agresiva e impediría la acción directa y continua del sol sobre el terreno.

Harto subraya que el color negro de las cenizas es un buen síntoma; indica que el fuego no fue tan dañino como si fuesen blanquecinas. A su entender, la Administración tiene que centrarse en «esclarecer» lo ocurrido, y para ello es necesario «un buen diagnóstico» en el que los técnicos «trabajan intensamente».

Visita a Caaveiro

Esta mañana, el presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo, junto a representantes municipales de los concellos afectados por el incendio, han visitado el monasterio de Caaveiro.

El titular del ente provincial ha constatado que el cenobio no ha sufrido daños y ha confirmado que se mantendrán las rutas en autobús previstas para Semana Santa. Calvo ha apelado a la responsabilidad de todos los gallegos en la lucha contra el fuego y ha hecho un llamamiento a la gente «para que visite este parque natural y para que sea consciente de que esto es patrimonio de todos y que todos somos responsables en su conservación».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
29 votos

Llegan las primeras lluvias tras el incendio en las fragas do Eume