Trabajadores del naval toman el Ayuntamiento de Ferrol

La policía local reprimió con gas a los trabajadores de los astilleros que participaban en una protesta multitudinaria


Ferrol

Centenares de trabajadores de Navantia y de sus compañías auxiliares han tomado esta mañana el Palacio Municipal ferrolano, coincidiendo con la reunión que mantenían los representantes de los comités de los astilleros de Ferrol y Fene con el alcalde, José Manuel Rey Varela y el edil de Facenda Alejandro Langtry.

En el consistorio se vivieron momentos de tensión cuando un grupo de operarios, concentrados delante de la puerta que da acceso a las oficinas de la alcaldía, intentaron acceder al interior, y fueron contenidos por policías locales, que utilizaron gas pimienta para reprimir a los manifestantes.

El operativo de seguridad movilizado para la manifestación contaba con dos furgonetas de la UIP (Unidad de Intervención Policial) con varios agentes que no llegaron a intervenir durante los incidentes ocurridos en el interior del consistorio.

Primera movilización del año

Los representantes de los operarios aseguraron que esta acción es «la expresión de la desesperación» de los trabajadores del naval ante la falta de ocupación que se avecina. La de esta mañana ha sido la primera de las movilizaciones secundadas por los trabajadores del naval ferrolano tras el inicio del año, con la que pidieron fundamentalmente que el Gobierno autorice la construcción en Navantia Fene-Ferrol de un dique flotante que, según Fernando Sinde, presidente del comité de empresa, «no es la panacea pero servirá para paliar la falta de carga de trabajo».

Los astilleros de la ría finalizarán el próximo julio la mayoría de los barcos en construcción y por ello ya se han producido más de 600 despidos en las compañías auxiliares. Sinde ha subrayado que «esta es la peor crisis de los últimos 50 años» y por ello ha insistido en que los «140 millones de euros que cuesta el dique flotante no lo vemos como un gasto, sino como una inversión».

Los delegados sindicales continuarán el próximo día 7 con las protestas, con una marcha a pie de tres días hasta la delegación del Gobierno de A Coruña. Rematará el día 9, con una movilización a la que se sumarán los trabajadores directos e indirectos del astillero.

El alcalde de la ciudad ha lamentado los incidentes, que se han saldado con destrozos en el interior del consistorio, y ha asegurado que pondrá «las medidas necesarias» para que no se repitan. «No voy a consentir que algunos hagan uso de actuaciones más propias del siglo pasado para defender derechos en los que estamos todos de acuerdo», ha sentenciado el regidor.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
117 votos

Trabajadores del naval toman el Ayuntamiento de Ferrol