El Concello congelará las tasas municipales por segundo año

Economía prevé presentar el nuevo presupuesto a finales de este mes

la voz

El alcalde, José Manuel Rey Varela, fue concejal de Facenda durante el gobierno de Juan Juncal y de números sabe un rato. Por eso participa activamente en la elaboración del presupuesto municipal para el 2012, que está confeccionando ya la Concellería de Economía, dirigida por Alejandro Langtry. Este edil señala que el proceso de elaboración está aún en sus inicios, «viendo las necesidades de los distintos departamentos», y que poco, o casi nada, puede avanzar, salvo que confía en presentar un borrador de cuentas municipales a finales de este mes, con el objetivo de que entren en vigor al mismo tiempo que el año, o sea, el 1 de enero.

Serán, en todo caso, unos presupuestos teñidos por la crisis económica. La misma que llevará al gobierno municipal a congelar, por segundo año consecutivo, las tasas y precios públicos municipales. Langtry recordó que, en cualquier caso, esa medida ya fue anunciada durante la campaña electoral y actuarán en consecuencia.

La propuesta actual

El 2012 será el segundo año consecutivo en que permanezcan congelados los impuestos municipales. En el 2011, el gobierno local socialista implantó la misma medida, aunque tenía previsto aumentar un tanto el impuesto de bienes inmuebles (IBI), pero finalmente incluso lo rebajó para lograr el apoyo del grupo municipal del PP (entonces en la oposición) en el pleno que aprobó las nuevas ordenanzas fiscales del 2011.

Pese a que aún no está elaborada y presentada la propuesta oficialmente de ordenanzas fiscales, Izquierda Unida ha avanzado que, como ya hiciera para este ejercicio, solicitará que se aplique un incremento de tasas a las rentas más altas. Lo mismo hará el Bloque, según informaron ayer fuentes del grupo nacionalista, que precisaron que propondrán un incremento del IBI para la segunda vivienda, entre otros.

El grupo socialista todavía no ha analizado internamente la postura que adoptarán con respecto a las nuevas ordenanzas fiscales, aunque su portavoz, Natividad González Laso, señaló que son partidarios de continuar con las bonificaciones a las rentas más bajas y el aplazamiento del pago a las familias más desfavorecidas o en paro.

La recaudación por el IBI supone un tercio de los ingresos corrientes del Concello y la media está en 175 euros por contribuyente. Los presupuestos municipales para el 2001, en vigor desde principios de año, prevén ingresar este ejercicio catorce millones de euros por ese impuesto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El Concello congelará las tasas municipales por segundo año