Las claves del triunfo histórico de Rey Varela

La campaña en la calle desde el 2008, el apoyo de Feijoo y la división del PSOE contribuyeron al éxito del PP


ferrol / la vozferrol / la voz

Nunca antes ningún político de Ferrol había rozado los quince mil votos y alcanzado la mayoría absoluta contundente obtenida hace justo una semana por José Manuel Rey Varela (Ferrol, 1975). Dicen de él, incluso sus rivales políticos, que es un hombre trabajador, tenaz, organizado y que se confiesa tímido «aunque no lo parezca». El futuro alcalde popular de Ferrol, el más joven que ha tenido nunca la ciudad, pasará a la historia por su abrumador triunfo electoral, al que han contribuido numerosos factores. Estos son los principales.

Estar en la calle

La ciudad, palmo a palmo durante tres años. Mucho antes de que fuese proclamado candidato del PP a la alcaldía de Ferrol, exactamente a partir de ser elegido presidente del comité local en el 2008, José Manuel Rey Varela se propuso recorrer palmo a palmo cada rincón de la ciudad para levantar poco a poco los índices de conocimiento. Preparaba el terreno para su conquista a la alcaldía. En el último año, y de forma planificada hasta el último detalle, llenó su agenda con varios encuentros semanales con asociaciones de vecinos y colectivos de la ciudad. Incluso durante la agotadora campaña Rey Varela mantuvo una apretada agenda viajera por todos los barrios y parroquias de Ferrol. Fue una de las claves del éxito, su cercanía con la gente de la calle. Es más, asegura que no quiere perder el contacto con los ferrolanos de a pie y se propone no encerrarse en el despacho de la alcaldía y mantener ese contacto directo con la ciudadanía.

La debilidad del psoe

Un rival en crisis. La división interna en el grupo municipal y en la ejecutiva del PSOE en Ferrol ayudó al PP a frotarse las manos. A pocos meses para las elecciones municipales, la dirección local se enzarzó en una batalla con el candidato, Vicente Irisarri, por la confección de la lista para las municipales. El debate interno, como lo llaman los socialistas ferrolanos, duró dos largas semanas de principios de año, en las que quedaron de manifiesto las profundas diferencias no solo políticas, sino también personales entre Irisarri y su grupo de partidarios y el resto del partido y la dirección local. Este proceso erosionó la confianza de muchos militantes y de parte de la sociedad ferrolana, ya dañada por la ruptura del pacto con IU y la impopular medida de subidas de sueldos. Tras pactar una lista de consenso y unos meses de tregua, los resquemores entre los socialistas volvieron a asomar tímidamente durante la campaña electoral.

Un contexto favorable

El desgaste de Zapatero. Sin duda, la impopularidad del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en un entorno de profunda crisis mundial y con una tasa de paro desorbitada en España, contribuyó de forma esencial al triunfo del PP en Ferrol, que, como en el resto del Estado, sacó especial provecho del descontento ciudadano (y de otras fuerzas de izquierdas) con las políticas de recortes aplicadas por Zapatero.

La campaña

Sin escatimar esfuerzos. Durante la pasada campaña electoral, el rostro de José Manuel Rey se dejó ver por todos los rincones de la ciudad. La propaganda en vallas, escaparates y farolas, la apertura de tres sedes de campaña y un fuerte trabajo de campo le dieron los frutos deseados. También críticas de los demás partidos, por el derroche en tiempos de crisis que, a juzgar por los resultados, no calaron entre la población. Pero, además de la propaganda estática, el redoble de esfuerzos durante esos quince días, con dos recorridos diarios, ruedas de prensa cada jornada y uno o dos mítines, consiguieron terminar de movilizar al electorado.

un partido en orden

Todos con el candidato. Una de las virtudes de José Manuel Rey Varela es que ha sabido captar la confianza y el apoyo de todos los sectores que antiguamente habían desestabilizado el PP local. Su predecesor, Juan Juncal, había iniciado ya una ardua tarea de organización interna, que heredó en parte Rey Varela. Pero este, además, ha sabido conservar esa fidelidad con gestos como invitar a Arsenio Fernández de Mesa al acto de inicio de campaña y al propio Juncal para festejar el triunfo electoral. Además, en la lista impera la renovación, pero con un guiño hacia los veteranos como José Manuel Vilariño.

Feijoo

La firme apuesta del presidente por Rey Varela. El que será el nuevo alcalde de Ferrol es uno de los elegidos del actual presidente de la Xunta. Uno de los políticos que se han gestado bajo su amparo y cuyo apoyo se ha ganado. Lo demuestran las múltiples visitas del presidente del PPdeG a Ferrol, que abrió y cerró su campaña, y lo acompañó en otros actos durante la campaña y las semanas previas a las elecciones, en las que la ciudad acogió incluso un Consello de la Xunta. Los populares ven en él un candidato de consenso, capaz de renovar y rejuvenecer la agrupación local y que, sobre todo, aportó unidad y cohesión al partido en la ciudad.

En la oposición

El látigo del gobierno local. Su capacidad de trabajo la reconocen hasta sus más acérrimos enemigos políticos en el arco ferrolano: José Manuel Rey ha sido durante este mandato una pesadilla para el gobierno local. Meticuloso hasta el extremo, contundente en el discurso y mordaz en sus intervenciones plenarias. Fuera de ellas tampoco daba respiro: exigía constantemente informes al ejecutivo de Irisarri. Y él refrendaba sus comparecencias públicas con documentos y datos. Y sobre todo, fue capaz de liderar la oposición en temas clave, pero también de llegar a acuerdos con fuerzas de uno y otro signo.

Su trayectoria

José Manuel Rey Varela nació en Fin de Año de 1975. Es licenciado en Derecho por la Complutense de Madrid y empezó en política como presidente de Nuevas Generaciones. El ex alcalde Juan Blanco lo incorporó en su lista como número diez en las elecciones de 1999, en las que no salió elegido. Pero en enero del 2002, tras la muerte de Coral Seoane, tomó posesión de su acta de edil con 26 años. Juan Juncal, aspirante en los comicios del 2003, lo incorporó como número dos y fue concejal de Hacienda hasta el 2007. En ese año entró en la Diputación. Con la marcha de Juncal al Senado, asumió el mando del grupo municipal y la presidencia del partido en Ferrol al año siguiente. En ese mismo 2008 fue nombrado por el PP gallego vicesecretario general del partido. Su carrera como candidato estaba ya lanzada, pero no fue proclamado como tal hasta hace justo un año. El 11 de junio será investido alcalde.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Las claves del triunfo histórico de Rey Varela