«Si hubiera en el centro marcas como Blanco o Stradivarius no me iría a A Coruña tantas veces»


14.30 horas. Plaza de Armas. Tienda cerrada. Otra con las verjas bajadas. La de más allá, igual. Nadie en la calle. La misma imagen tomada a la misma hora en otra ciudad gallega sería diferente. Ferrol es de las pocas -sino casi con seguridad la única- de las siete principales urbes de la comunidad en la que las tiendas de moda de más tirón, principalmente las que pertenecen al grupo gallego Inditex, no tienen horario ininterrumpido, es decir, no abren al mediodía.

Quizás sea este un buen reflejo de las dificultades por las que atraviesa el tejido comercial del centro ferrolano, donde los locales vacíos son cada vez más, y menos los negocios nuevos que se ponen en marcha. Eva Rodríguez, de 26 años, acompañada de una amiga, comenta que cuando quiere renovar el fondo de armario, acude con normalidad al centro comercial Odeón o a la urbe herculina. «Si hubiera en el centro de Ferrol marcas como Blanco o Stradivarius, que son las que más me gustan, no me iría a A Coruña tantas veces». Y reflexiona al mismo tiempo sobre el dinero que se ahorraría en gasolina cuando va con su coche o en el billete cuando lo hace en bus.

Adictas a la moda de otros estilos también echan de menos franquicias de marcas nacionales en plena ciudad, aunque destacan, por otra parte, que «a lo mejor aquí no tienes Purificación García o Massimo Dutti, pero hay tiendas en las que puedes encontrar marcas buenísimas, no tan conocidas, que las hay en muy pocos sitios de Galicia», comenta una ferrolana en la calle Real.

¿Las razones? Alquileres demasiado altos, bajos poco acondicionados, múltiples exigencias de las franquicias, escasa clientela...

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

«Si hubiera en el centro marcas como Blanco o Stradivarius no me iría a A Coruña tantas veces»