El descanso de un trotamundos

Ha trabajado como corresponsal en el Líbano, Italia, Estados Unidos y Perú, pero siempre que llega el verano pone rumbo a O Val, la tierra de su madre


Nemesio Rodríguez (Ferrol, 1950) dejó su ciudad natal a los 19 años, y desde entonces, su vida ha sido la de un trotamundos dedicado en cuerpo y alma a contar lo que pasa en el mundo. Como periodista de la agencia de noticias Efe -en la que ahora ocupa el cargo de subdirector de Deportes-, este reportero vocacional ha cubierto mundiales de fútbol, juegos olímpicos, viajes reales y cumbres presidenciales. También ha ocupado corresponsalías en ciudades como Roma, Beirut, Washington o Lisboa. Y, además, se las ha tenido que ver con situaciones de lo más peliagudas en Panamá o Irán.

Sin embargo -y a pesar de que en su vida ha hecho de todo menos apoltronarse- existe un lugar al que Nemesio siempre tiene ganas de regresar. De Volver , que cantaría Gardel. Porque, cada vez que llega el verano, el periodista hace las maletas en Madrid y pone rumbo a la casa de su madre, Andrea, en la parroquia naronesa de O Val. Allí, acompañado de su mujer y de sus dos hijas -además de su hermano, su cuñada y su madre-, Nemesio cumple a diario con el mismo ritual. «Por la mañana, voy a la playa de Campelo, mientras que las tardes las dedico a leer o pasear», dice con la pachorra propia de quien disfruta de unas merecidas vacaciones.

A pesar de tener mucho mundo a sus espaldas, a Nemesio le gusta veranear en su tierra «por la tranquilidad» y la «gastronomía», pero, sobre todo, por reencontrarse con sus raíces. «Lo que uno ve y vive de niño siempre queda grabado con mucha fuerza y eso hace que uno sienta ganas de volver, volver, volver», explica echando mano del famoso tango.

Tal vez por eso a este periodista veterano no le cuesta nada entender por qué a sus dos hijas, aunque ya son mayores -Laura tiene 28 años, y Belén 22-, les sigue gustando acompañarle en sus vacaciones. «Ellas conocen este lugar desde pequeñitas y ya no quieren ir a otro sitio; esto les encanta y les tira mucho». Uno podría imaginar que, en medio de una vida tan ajetreada, Nemesio no tendría ganas de abrir un periódico o encender la televisión durante sus vacaciones. Pero dicen que el verdadero periodista lo es las 24 horas del día. Y él no es una excepción: «Compro todos los días La Voz y El País, veo las noticias por la tele, y a veces, al leer una información, pienso si yo lo habría hecho así o si le habría dado otro enfoque; además, mi hermano y mi cuñada también son periodistas, así que nos pasamos el día hablando de ello... ¡No hay escapatoria!», comenta entre risas.

En O Val, en lo que va de verano, todavía no se le ha presentado ninguna noticia que cazar al vuelo. Y en Ferrol tampoco ha visto Nemesio nada fuera de lo normal. «Tal vez la noticia y la sorpresa de todos los años sea que la ciudad no cambia y eso no es bueno; Ferrol necesita revitalizarse, un impulso definitivo. A ver si con el puerto exterior la cosa cambia».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El descanso de un trotamundos