Olas superiores a los 3,5 metros propician un Pantín espectacular


Las olas de tres metros y medio de altura hicieron vibrar ayer a los aficionados que acudieron a presenciar la tercera jornada del Movistar O?Neill Pantín Classic, que desde el pasado martes se disputa en el arenal valdoviñés. Fue una jornada perfecta. El día arrancó con previsión de lluvia, sin embargo, la meteorología aguantó perfectamente y ayudó a dar calidad al certamen de este año. Aún con la marea baja, las olas de la jornada matinal eran espectaculares, por momentos superaron los 3,5 metros de altura. Una circunstancia que asustaría a cualquier bañista pero que aprovecharon riders como Pablo Gutiérrez o Hodei Collazo para brindar el máximo espectáculo sobre las olas. Por la tarde, a medida que subía la marea, varios riders disfrutaron de olas de más de 4 metros, un aperitivo de lo que puede ser la jornada de hoy viernes.

La mala noticia en la jornada de ayer fue la rotura de la tabla del gallego Gony Zubizarreta, que lo condenó a la eliminación. Pablo, el español matador, se clasificó en la ronda 96 por delante de Hizunome Bettero gracias, entre otras maniobras, a un espectacular tubo del que salió por la parte central de Pantín y cuando restaba menos de un minuto para el final de su manga, la 17. Pablo consiguió un 8,83 y se coló primero.

También superó su manga Iker Fuentes, solo por detrás de Drew Courtney, mientras que una de las sorpresas de la jornada fue la eliminación de Eneko Acero, quien no pudo aprovechar una de las buenas olas que dispuso en su serie y que acabó llevándose el estadounidense Chris Waring. En esta manga también pasó a la siguiente ronda el australiano Jarrad Sullivan.

El vasco Eneko Acero solo se subió a tres olas que no le dieron la puntuación necesaria para pasar de ronda, a pesar de que en Pantín es un escenario que le gusta y donde fue campeón.

Hodei Collazo también superó a sus competidores y pasó a la ronda 48 junto al también australiano, Nic Muscroft, justo cuando la marea subía y cambiaba la meteorología, cubriendo el cielo y aumentando la fuerza del viento.

El último español en liza fue Jatyr Berasaluce, que no logró superar su manga y cayó por detrás de Tim Boal y Marco Polo.

Con la marea baja llegaron los primeros dieces, el primero de Míchel Bourez y el segundo de André Silva. El de Isla Reunión aprovechó una ola de más de tres metros con varios giros para, posteriormente, introducirse en su tubo y salir cuando ya nadie lo esperaba.

Olas excelentes

Gracias a la contundencia de la marea, se lograron varias olas calificadas por los jueces como excelentes, lo que sirvió para aumentar las puntuaciones. La mejor actuación, en estas tres primeras rondas del Pantín Classic, fue la del australiano Clint Kimmins, que se fue hasta 18,06 puntos gracias a solo tres olas pero todas ellas por encima de los 8,60 según los jueces.

A media tarde dio comienzo la ronda 48 de la competición internacional, con el cielo amenazando tormenta, se echaron al agua los primeros participantes y el ganador fue Nathan Yerman, por delante del sufers Tanner Gudauskas, el hermano del ganador del Pantín Classic del 2006 y un surfer de una gran calidad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos

Olas superiores a los 3,5 metros propician un Pantín espectacular